El gobierno foxista, bajo la sombra militar

sábado, 8 de marzo de 2003
El abogado Miguel Ángel García Domínguez, exfiscal en el caso del asesinato de Manuel Buendía y candidato inicial en este sexenio para ocupar la fiscalía contra la guerra sucia, asegura que al presidente Fox no le gusta gobernar y deja espacios vacíos Los ocupan, en primera instancia, Marta Sahagún y, de manera creciente y preocupante, las cúpulas militares García Domínguez Rechazo Hace poco más de un año, Miguel Ángel García Domínguez, personaje de larga experiencia en el ámbito judicial, recibió una llamada del director del Centro de Investigaciones y Seguridad Nacional (Cisen), Eduardo Medina Mora: ?El señor presidente quiere que usted sea el fiscal especial de la guerra sucia Y le pidió que se entrevistara con el procurador, Rafael Macedo de la Concha, para que acordaran los detalles Así lo hizo Pero cuando le planteó sus condiciones, la propuesta se ahogó No volvieron a llamarlo, a pesar de que supuestamente ya tenía el visto bueno del presidente Vicente Fox "No quise ser un fiscal de angora, un empleado de la Procuraduría", cuenta García Domínguez Y dice que le manifestó al general Macedo sus dudas de que en la investigación sobre la guerra sucia se pudiera actuar con autonomía y, por ejemplo, proceder contra militares, cuando el propio procurador dependía del secretario de la Defensa Nacional En entrevista, advierte del peso político "excesivo" que tiene el Ejército en el gobierno de Fox y lo atribuye a un supuesto temor por presuntas tentaciones golpistas, pero también al desgano presidencial por el ejercicio del poder, similar, dice, al que mostró a su paso por la gubernatura de Guanajuato García Domínguez sabe de lo que habla Recién había sido nombrado fiscal especial del caso Aguas Blancas cuando le llegó la invitación del gobernador Fox para presidir el Tribunal Superior de Justicia Se fue a su estado, una vez que el propio Fox acordó con el secretario de Gobernación (Emilio Chuayffet) que se le relevara del puesto de fiscal Y en Guanajuato se dio cuenta de que a Fox "no le gusta gobernar, pasaba mucho tiempo fuera y se justificaba diciendo que en Guanajuato había 16 gobernadores En la Presidencia vemos un modelo semejante, un Fox que parece en campaña permanente aunque sin un objetivo visible Es adicto a las campañas, cualquiera que sea" Y mientras tanto, observa, los vacíos que deja Fox son ocupados sobre todo por su esposa Marta Sahagún La adicción de Fox En entrevista en un restaurante cercano al Parque Hundido de la Ciudad de México, García Domínguez relata que en Guanajuato se propuso modernizar el Poder Judicial, que en ese momento era uno de los más rezagados del país De hecho, el atraso de la entidad en ese ámbito fue parte de la descomposición política que le allanó al PAN el acceso al poder, a pesar de que el gobierno federal intentó frenarlo Emprendió de inmediato su plan modernizador, "no gradualista, no en abonos fáciles, claro, de contado y pronto" El plan comprendía un aumento importante del presupuesto del Poder Judicial y la autonomía en su manejo, "pues hasta el sueldo del presidente del tribunal lo pagaba el Poder Ejecutivo" Estas pretensiones se confrontaron con la visión tradicionalista de algunos colaboradores de Fox, sobre todo del área de finanzas Pero García Domínguez se recargó en el Poder Legislativo, rompiendo de pasada con el esquema usual de subordinación al Ejecutivo, lo que al principio "le molestó a Fox, incluso amagó con vetar el presupuesto si el Congreso autorizaba el aumento, pero al final se convenció de que era lo mejor y de que él también se beneficiaría de un Poder Judicial dinámico, honesto, eficiente" Reconoce, además, que Fox no intentó influir en modo alguno en el Poder Judicial, "fue absolutamente respetuoso" ?En general, ¿cómo vio a Fox? ?Mi visión es que estaba tan interesado en llegar a la Presidencia, que realmente no le interesaba gobernar en Guanajuato Cuando le reclamaban que pasaba mucho tiempo fuera, declaró, al menos en dos ocasiones, que no había de qué preocuparse, porque en Guanajuato no había un gobernador, había 16 gobernadores, es decir, cada uno de los miembros del gabinete La visión "que tengo ahora es un poco diversa Creo que él tiene adicción por las campañas y, en lugar de gobernar la República, se mantiene en campaña permanente aunque sin un objetivo visible Ya no sabemos si quiere llegar a algo o simplemente quiere seguir actuando como si estuviera en una campaña Ahora tiene el pretexto de la renovación del Congreso De hecho, parece que no le gusta gobernar Un jefe de gobierno, un jefe de Estado, tendría que estar siendo el que mande, porque así lo establece la Constitución El Ejército y el corazón García Domínguez trabajó largo tiempo para gobiernos priistas, pero nunca fue militante del expartido oficial Recuerda que Heberto Castillo decía que quien trabajaba para gobiernos priistas era priista por necesidad, "pero yo nunca me sentí así, era más bien crítico de muchas de las formas de hacer las cosas en el ámbito en que me desenvolvía Además, nadie me pidió que me incorporara al PRI ni me interesó hacer política partidista, simplemente he sido un profesionista en el servicio público, como subprocurador fiscal de la Federación, como magistrado de la Suprema Corte o como fiscal especial del caso Buendía" Ahora, sin embargo, está metido en la política partidista Se afilió al PRD y busca ser candidato a diputado federal o diputado local, con el ánimo, dice, de incidir en los cambios legislativos que se requieren, particularmente en el renglón de procuración de justicia "Hay que transformar el país ya, no en abonitos fáciles y de largo plazo Llevamos más de dos años esperando inútilmente que se dé un cambio" Ejemplifica: En lo que se refiere a la Procuraduría, "pienso que es inconstitucional que haya una corporación de Policía Judicial La Constitución dice claramente que la Policía Judicial está subordinada de modo directo al Ministerio Público, pero si éste tiene una corporación y la Judicial otra con niveles iguales, es obvio que nunca va a estar subordinada Creo que la Policía Judicial, como corporación, debiera dejar de existir para que hubiera policías judiciales ministeriales o como se los llame, pero subordinados directamente a cada agente del Ministerio Público que fuera el responsable de los resultados" Pero ocurre que hoy "el Ministerio Público se lava las manos diciendo que mandó a investigar a la Policía Judicial ¿Cuál es el resultado? Pues el que de alguna manera dio el secretario de Gobernación que luego fue candidato del PRI a la Presidencia, Francisco Labastida: 96% de las averiguaciones no tiene resultados Eso indica que la impunidad en el país es casi total, un verdadero escándalo Con este dato, ¿para qué preguntar a qué se debe tanta inseguridad?" ?El presidente Fox le ofreció el puesto de fiscal especial de la guerra sucia, ¿por qué no aceptó? ?No es que yo no haya aceptado, es que no se me quiso nombrar en las condiciones que yo propuse De entrada, pedí que mi nombramiento lo hiciera el presidente de la República, no el procurador, como estaba previsto en el decreto que creó la Fiscalía El general Macedo me preguntó por qué esa condición y le expliqué que era para borrar la impresión pública de que el fiscal no actuaría con total autonomía y libertad, ¿cómo podría procederse contra militares cuando el propio procurador tiene una relación subordinada con el secretario de la Defensa Nacional? Y es un hecho, comenta, que una investigación seria de la guerra sucia involucrará, tarde o temprano, a militares de alto rango: "Pero resulta que en tiempos de Fox el Ejército tiene un peso político excesivo ¿Por qué lo digo? Porque, contra lo que dijo Fox en la campaña, no hay un civil en la posición política de secretario de la Defensa Sigue habiendo los tradicionales secretarios de Defensa y Marina Pero no sólo eso, hay, además, una especie de secretario de Justicia ?para utilizar la terminología estadunidense? que sigue siendo militar; y ahora vemos que es frecuente que salgan militares de la Marina o del Ejército y los reubiquen en seguridad pública" Compara: "Hay un principio de fisiología que es muy importante: ?El corazón sirve para bombear la sangre; si se le diera otra función, moriría? Ahora el Ejército maneja la seguridad pública Sí, el secretario de Seguridad es un civil, pero no hay más que ver cuáles son los mandos inmediatos y nos encontramos con que el Ejército es el que manda, o la Marina En la Procuraduría General de la República pasa lo mismo: del procurador para abajo, al menos hasta el tercer nivel, los mandos son militares El Ejército no fue creado para eso ni tiene la capacidad real para dar ni procuración de justicia ni seguridad El Ejército, en todo el mundo, está dado para otra cosa" Ciertamente, apunta, "en el Ejército hay gente con grandes ambiciones políticas, pero entonces deberían renunciar al Ejército para atender sus intereses políticos Es algo que debemos visualizar con grave preocupación Organismos de Naciones Unidas y de derechos humanos han estado alertándonos: ?Cuidado, cuidado, el Ejército no debe estar nunca en funciones de seguridad?, muchos menos, diría yo, en cuestiones de procuración de justicia" ?El papel actual del Ejército limita los alcances de la Fiscalía Especial de la guerra sucia ?Es una limitante muy importante Es más, siento que el Ejército ya decidió que va a condenar, en el caso de la guerra sucia, sólo a dos militares de alto rango, a los que, independientemente de las sentencias del poder civil, el Ejército ya condenó por cuestiones de narcotráfico Allí está una limitación muy grave para la Fiscalía Especial, el que tal vez no vaya a poder procesar sino a quienes el Ejército ya determinó que son los que se debe procesar A propósito de limitantes, se le comenta a García Domínguez que, a casi 14 años de que se condenó a José Antonio Zorrilla como autor intelectual del asesinato de Buendía, se sigue creyendo que la investigación evitó tocar a los superiores del exjefe de la Dirección Federal de Seguridad (DFS), es decir, al secretario de Gobernación Manuel Bartlet y el presidente Miguel de la Madrid Y responde: "No se ejerció penal contra nadie más porque no apareció información que pudiera justificarlo Sé que todavía hay quien me reprocha que no haya actuado contra Bartlet ni contra De la Madrid No lo hice porque no tuve elementos para hacerlo, no hubo pruebas que los incriminaran Se trató de una cuestión relacionada con información de Buendía a propósito de protección al narcotráfico, los periódicos dieron amplias noticias, y lo único que hicimos fue confirmar que, efectivamente, ésa había sido la razón del crimen, y que la protección la daba la DFS"

Comentarios