Norberto Rivera, víctima de difamación

lunes, 14 de abril de 2003
* Responde la Arquidiócesis de México a lo publicado por Proceso México, D F (apro)- El arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, así como el rector de la Basílica de Guadalupe, Diego Monroy Ponce, negaron que estén comercializando ilegalmente con la imagen de la Virgen de Guadalupe, como sostiene la revista “Proceso” en un reportaje publicado en el número de esta semana A través de un comunicado, la Arquidiócesis de México señala que ambos prelados son víctimas de una “difamación pública”, orquestada por el impresor Othón Corona Sánchez, quien hizo las declaraciones a la revista y, además, emprende procesos judiciales contra el arzobispo y el rector Dice el comunicado: “Norberto Rivera Carrera acepta no tener ningún tipo de fuero o privilegio que los exima del cumplimiento de la ley, por lo que, si el señor Othón Corona Sánchez y sus abogados han decidido llevar una controversia a las instancias legales, será en éstas donde el señor cardenal dará respuesta a los requerimientos que le sean solicitados, pues él mismo tiene la convicción de que estos diferendos no se solucionan a través de la difamación pública, sino en las instancias legales que han sido creadas para estos fines” Añade que el impresor y sus abogados, lejos de difundir acusaciones “jurídicamente sostenibles”, usan “el insulto, la mentira y el agravio como pruebas, desdeñando así el orden jurídico al que ellos mismos recurren para defender sus presuntos derechos” En sus declaraciones a “Proceso”, el impresor y sus abogados acusaron a los religiosos de que por “soberbia” no se presentaron a declarar ante los tribunales civiles Y ahora, en su comunicado, la Arquidiócesis sostiene que Norberto Rivera y Diego Monroy no lo hicieron porque no estaban obligados a hacerlo: “Es importante aclarar que los requerimientos por ‘vía de jurisdicción voluntaria’, son actos preparatorios de índole civil y por tanto, el señor cardenal Norberto Rivera y monseñor Diego Monroy no tienen la obligación jurídica de comparecer” El comunicado hace énfasis en la postura del rector de la basílica: “Por lo que respecta a monseñor Diego Monroy Ponce, éste rechaza las difamaciones vertidas en dicha revista por el señor Othón Corona Sánchez y sus abogados; lamenta que se lance una serie de acusaciones graves, como la de ‘enriquecerse impunemente en el cargo’ sin presentar el menor indicio de pruebas, afirmación que, además, denota de parte de los acusadores, el desconocimiento del gobierno interno de la Basílica” Mientras que el domingo 13, al término de la ceremonia religiosa del domingo de ramos, dijo el cardenal a la prensa: “No estoy bajo investigación penal, y desconozco que tenga que enfrentarme a un juicio” Negó que la Procuraduría General de la República (PGR) le siga un proceso penal: “Yo hablé a la Procuraduría y me contestaron por escrito que no había ninguna investigación ni en contra de la Arquidiócesis ni en contra del arzobispo” Durante el acto, el cardenal Rivera presentó también al nuevo director de Comunicación Social de la Arquidiócesis, el sacerdote Hugo Valdemar Romero, quien sustituye a Alfonso Navarro Así mismo, presentó a sus dos encargados de prensa: Yanet Márquez y Noé Becerra, quienes ocuparán el lugar de Gerardo López y Sandra Isikawa Según el impresor Othón Corona, estos cambios en Comunicación Social obedecen a que los anteriores directivos no pudieron ocultar, ante los medios, los ilícitos cometidos por el cardenal y el rector 14/04/03

Comentarios