EU no quiere testigos incómodos en la búsqueda de armas en Irak

martes, 15 de abril de 2003
Sin quitar el dedo del renglón, los estadunidenses se aferran a encontrar las supuestas armas de destrucción masiva que, aseguran, poseía el régimen del depuesto presidente iraquí Saddam Hussein, pero no quieren en esa nación a los inspectores de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que se convertirían en testigos incómodos de su eventual fracaso A pesar de que la presunta posesión de armas no convencionales por parte de Irak fue el argumento utilizado por Estados Unidos para desatar la invasión al país árabe A casi un mes de la entrada de las tropas estadunidenses y a una semana del derrocamiento de Huseein aún no ha sido encontrado el supuesto arsenal químico y biológico “Actualmente nuestras pesquisas se desarrollan bajo control militar y no sería apropiado agregar otro elemento a esta ecuación”, justificó el general brigadier Vicent Brooks Desde el cuartel general del Comando Central Norteamericano, en la ciudad de Doha, Qatar, el militar insistió en que “hay que tener mucha paciencia en este asunto” Por eso, consideró prudente esperar a “encontrar” las armas de destrucción masiva 15/04/03

Comentarios