Niega Aznar que Siria sea el próximo blanco de la coalición

martes, 15 de abril de 2003
En momentos en que se cierne una nueva amenaza de guerra en el Medio Oriente, el presidente de gobierno español José María Aznar, incondicional de los planes bélicos Estados Unidos, negó que Siria sea el próximo blanco de los aliados, tras resaltar la amistad que une Madrid y Damasco y criticar a “ciertos círculos que desean un conflicto abierto con Siria” Lo anterior a pesar de las acusaciones y amenazas del gobierno norteamericano en el sentido de que esa nación árabe posee armas químicas y es refugio de terroristas, con lo que abrió la posibilidad de extender el conflicto hacia esa nación “Siria ha sido y seguirá siendo un amigo de España que no será blanco de las actividades de la guerra”, insistió El reciente activismo de Aznar se debe a que el lunes el presidente de Estados Unidos, George W Bush, pidió a su homólogo español que interviniera en el conflicto a fin de lograr que el gobierno de Damasco evite dar refugio a terroristas y a las autoridades depuestas de Irak El mismo lunes la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores sirio, Bouthayna Shaaban, rechazó las acusaciones: “por supuesto que Siria no tiene armas químicas Sí hay armas boiológicas, químicas y nucleares de destrucción masiva en la región de Oriente Medio Están en Israel, no en Siria” 15/04/03

Comentarios