Votos y litigios

martes, 15 de abril de 2003
México, D F (apro)- Al parecer, el presidente Fox y su partido están haciendo todo lo posible para contar con una clara mayoría en la Cámara de Diputados para la segunda parte del sexenio Y “todo lo posible” se reduce, en su precaria imaginación, a campañas publicitarias –de la especie de “quítale el freno al cambio”--, cruzadas educativas del tipo de la “guía de padres”, control de la inflación y de los tipos de cambio, y limitados programas asistenciales que rehuyen los problemas de fondo Así mismo, en los próximos días podrían tocar a rebato las campanas de todas las parroquias del país para anunciar la firma del Acuerdo Nacional para el Campo, que será un gran gesto demagógico para atraer el voto campesino y que, como la promesa de resolver el conflicto indígena de Chiapas, no se traducirá en mayores beneficios que la captación de sufragios Por último, a Fox y al PAN les ha parecido que no podían llegar a las próximas elecciones intermedias envueltos todavía en el escándalo por los turbios gastos de campaña, y decidieron reventar el caso de los “Amigos de Fox” y de la Alianza por el Cambio Los operadores de las triangulaciones financieras que inyectaron a la campaña presidencial foxista recursos económicos en exceso e inclusive fondos procedentes del extranjero, proclamaron su disposición a que fueran revisadas sus cuentas bancarias Aunque Lino Korrodi y coacusados solicitaron amparo para no tener que exhibir sus maniobras financieras, retiraron el recurso un día antes de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el procedimiento denominado “amparo en revisión”, dictaminara en su contra La Suprema Corte no solamente les negaría el amparo, sino que el fallo correspondiente obligaría a declarar a muchas otras personas físicas y morales implicadas en el caso; exhibiría la ineficacia, maniobras, errores o “chicanadas” del IFE y de la CNBV, y lo más grave para el panismo con elecciones en puerta podría ser que el propio presidente Fox tuviera que declarar o pronunciarse al respecto El 7 de abril –el fallo de la Corte sería dado a conocer el día 8-- los nerviosos operadores financieros de la campaña foxista pidieron sobreseer el juicio de amparo, y unos días después aportaron documentos que legisladores de oposición calificaron de “chatarra”, es decir, que no reflejan la magnitud de las anomalías financieras de campaña No obstante, e independientemente de los tiempos legales que ahora procedan, en las páginas de “Proceso” de la presente semana podemos percatarnos de algunos de los más delicados detalles del caso que, contenidos en el fallo, la pandilla foxista quiso taponar Uno de ellos consiste, por ejemplo, es que el IFE validó la negativa de la CNBV a proporcionar la documentación de los movimientos bancarios a pesar de que la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación era “incuestionable, inmodificable, irrevocable e imperativa” Igualmente, el documento de la Suprema Corte señalaba que el juez que admitió el amparo interpuesto por el BBV-Bancomer (institución que tenía el fideicomiso abierto por Carlos Rojas Magnón) violó la propia Ley de Amparo, ya que ese recurso no procede al tratarse de delitos electorales, y advertía que “no puede decirse que la investigación se haya agotado, pues ni siquiera se llevaron a cabo las diligencias con las que lógicamente debió iniciar…” En suma, el desaseo en la campaña de Fox ha sido coronado por una serie de anomalías judiciales que, a partir del análisis de la Suprema Corte, pueden ser también materia de litigio, aunque el gobierno panista haya tratado extender los tiempos y minimizar los costos 15/04/03

Comentarios