Análisis Político: Los haberes del "Jefe Diego"

jueves, 17 de abril de 2003
México, D F (apro)- Al “Jefe Diego” le gusta lucirse en su “Jaguar” mientras fuma su puro inseparable que ya tiñó de café sus barbas canas perfectamente recortadas Al volante de su impecable auto gris metálico el senador se pasea todos los días por la avenida Reforma hasta llegar al Palacio de Xicoténcatl donde atrae la atención entre los autos que dejan los demás senadores en el estacionamiento de la vieja calle de Donceles Es parte de una flotilla de carros último modelo de importación que el abogado tiene en su haber y que luce como sus camisas hechas a la medida A Diego Fernández de Cevallos le gusta que le digan “El Jefe Diego” como si fuera el jefe de un clan o de una camarilla, y tal vez lo sea porque desde que probó las mieles de poder durante el gobierno de Carlos Salinas, ha formado un grupo que lo mismo litiga jugosos casos de grandes defraudadores, presiona en los juzgados para ganar casos difíciles o influye en el gobierno y dentro del Congreso de la Unión para copar espacios de decisión Desde los mejores tiempos del PRI, cuando la corrupción y la impunidad eran los códigos del poder, no habíamos visto casos de enriquecimiento y poderío como ahora lo emana Diego Fernández de Cevallos, el abogado-político-empresario más influyente del gobierno foxista Los negocios del coordinador del PAN en el Senado son muchos en este sexenio, pero han crecido desde que ganó los terrenos privilegiados de Punta Diamante, cerca de las playas de Acapulco, en la época de Salinas de Gortari, a quien ayudó desde su curul de diputado impulsando la quema de la papelería electoral que mostraba el fraude de 1988 A partir de entonces su fama de político-empresario-abogado subió como la espuma, tanto que a él se le achaca la autoría de la “concertacesión” como principal forma de negociación durante el gobierno de Salinas y por la cual Vicente Fox perdió la gubernatura de Guanajuato en 1991 y accedió Carlos Medina Plascencia Fernández de Cevallos ha sido diputado, senador y candidato a la Presidencia de la República De cada puesto de elección popular ha sacado provecho La destreza para conjugar las leyes, el poder político y los negocios le han redituado grandes ganancias, y tal vez, esto lo podamos ver claramente en el crecimiento de propiedades en la tierra natal de la familia, Querétaro, donde ya son caciques Así, de tener solo un rancho de 100 hectáreas en los tiempos de Salinas, ahora el senador y su familia cuentan con al menos 9 ranchos de más de 700 hectáreas de extensión total y un valor aproximado de 50 millones de pesos, según lo publico la reportera María Scherer el 23 de febrero pasado en “Proceso” Una de estas propiedades, “El Estanco”, era patrimonio de Mario Moreno “Cantinflas”, pero cuando Fernández de Cevallos ganó el juicio y presentó la enorme cuenta de los gastos el cómico espetó: “mejor quédese con ella” De esta manera “El Jefe Diego” no ha parado de combinar los negocios y la política a lo largo de su carrera A sus 63 años encabeza la firma de abogados “Cevallos y Gómez Mont SA”, que ha dado trabajo a viejos amigos como el exprocurador general de la República, Antonio Lozano Gracia; el diputado Fauzi Hamdan y el exlegislador del PAN, Fernando Gómez Mont La cantidad de casos que tienen en sus manos este grupo ha sido tanta que no se dan abasto y lo reparten a otros abogados que han defendido a personajes como Angel Rodríguez “El Divino”, Carlos Cabal Peniche y Gerardo de Prevoisin De mucho se le acusa al “Jefe Diego” y de acuerdo con su talante soberbio y arrogante, a todo contesta cuando le preguntan los reporteros que se atreven a cuestionarlo “Los desafío a que vayan con la autoridad”, reta en cada entrevista Pero los negocios han beneficiado la bolsa del abogado y senador; para muestra, dos botones Este año ganó dos juicios millonarios a través de su influencia política: el primero contra la Reforma Agraria a la que le arrebató mil millones de pesos para la familia Ramos Millán por indemnización de unos terrenos, lo cual ha desfalcado a la Secretaría El segundo caso fue contra la Secretaría de Hacienda, a la que le ganó el juicio por mil 800 millones de pesos en favor de Jugos del Valle, por concepto de IVA y otros impuestos especiales sobre producción y servicios que se le aplicaron desde 1996 Por más de siete años el caso estuvo estancado y la firma Cevallos-Gómez Mont, en sociedad con el bufete Hamdan, Manzanero y Asociados, consiguieron una victoria en un tiempo récord gracias a sus influencias políticas Hoy el interés primordial de Diego Fernández de Cevallos es la construcción del aeropuerto comercial de Querétaro, que se levanta cerca de los terrenos que su familia ha comprado en los últimos tres sexenios El “Jefe” ha sido bondadoso con los constructores, y ha ofrecido su ayuda incondicional, e incluso ha prestado maquinaria para apurar los trabajos El proyecto fue inaugurado por el presidente Vicente Fox hace unos meses, una vez que se canceló el proyecto del aeropuerto internacional del Valle de México que se iba a construir en San Salvador Atenco Al cerrarse esta posibilidad, el de Querétaro salió fortalecido y ahora el senador Fernández de Cevallos se ha dedicado a presionar al gobierno federal para que termine la obra lo antes posible, en julio para ser más precisos, sobre todo después de que los gobernadores de Hidalgo y el Estado de México anunciaron sus respectivos proyectos de construir una terminal aérea de carga en sus respectivas entidades El senador queretano “no da paso sin huarache”, como dice el viejo refrán, y cuando ve que ya no puede sacarle provecho a un caso, se retira, como fue el caso de “Amigos de Fox”, del que fue abogado defensor sólo por algunos meses, hasta que vio que era insostenible la defensa y se venía un escándalo inevitable en contra del presidente Fox y de su partido el PAN Así, montado en los intereses políticos y comerciales a la vez, el “Jefe Diego” cabalga sin obstáculos por la pradera del gobierno foxista, a quien, incluso, ha acusado de lanzar “fuego amigo”, para limpiar el camino a alguno de sus jugosos proyectos Al parecer nadie lo detiene en su carrera de influyentismo y corrupción, al menos hasta que su propio partido lo permita y el gobierno decida sacar sus trapitos al sol Comentarios jgolmos@procesocommx 17/04/03

Comentarios