Erradicar la exclusión social para ser más demócratas, propone experto

jueves, 17 de abril de 2003
México, D F (apro)- Carlos Arriaga, director de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM, afirmó que “la lucha contra toda forma de exclusión social debe ser el primer paso de una sociedad que quiere ser realmente democrática y desea el cambio” Añadió que este concepto pone de relieve las desventajas de acceso a bienes y servicios básicos que tienen determinados sectores de la población, como educación, salud y empleo, principalmente “Esto porque, normalmente, al hablar de prosperidad nos referimos a criterios estrictamente económicos” Explicó que “hay dos niveles de exclusión social: la coyuntural, de la que forman parte grupos que tenían acceso al empleo y hoy no lo tienen, y la de aquellos sectores que nacen excluidos y nunca tendrán ciertos satisfactores” Señaló: “La discriminación social es una forma de expresión de la exclusión, aunque ésta última es mucho más amplia”, y dijo: “En México, algunos estudios señalan que 33 de cada 100 jóvenes entre los 23 y 28 años de edad no han tenido acceso a la educación, ni lo tendrán en los próximos 10 años, por lo que tampoco conseguirán un empleo adecuado” Dijo que el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), “habla de más de 500 mil empleos perdidos en 2002 Existe, entonces, una gran masa de población que antes tenía ciertos recursos económicos para tratar de satisfacer sus necesidades y que hoy ya no puede hacerlo “Además, las personas desempleadas tardan actualmente mucho más tiempo en encontrar trabajo Antes pasaban dos o tres meses; ahora pueden pasar años”, agregó Sobre el número de pobres en México, Arriaga indicó que existen varias cifras: “Según el especialista Julio Boltvinik, es de 70 a 75 millones Estudios realizados por el actual gobierno señalan que es de alrededor de 45 millones El dato depende del método de medición que se utilice” Afirmó que lo paradójico es que México es uno de los países que tiene proporcionalmente mayor número de pobres y ricos en el mundo “Esto significa que hay una desigualdad tremenda en la distribución de la riqueza y el ingreso”, agregó El director de la ENTS explicó: “Los cuatro grupos más vulnerables a la exclusión social son los niños, las mujeres, los ancianos y los discapacitados A escala mundial, de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), hay 875 millones de personas analfabetas en el mundo, de las que el 637 por ciento son mujeres Así mismo, 110 millones de infantes, entre los 6 y los 12 años, no tienen acceso a la escuela” Advirtió: “Generalmente, no se distingue todo lo que la exclusión social trae aparejado, como la pérdida de identidad, donde el sujeto ya no se siente ligado a nada, no tiene parámetros en los cuales reconocerse; se crean entonces sujetos individualizados, sin arraigo “Por eso, este debe ser un fenómeno estudiado con detenimiento, al que tendría que dársele mayor importancia Para solucionarlo, se deben establecer modelos de integración social “Dichos modelos se enfocan a lograr que individuos excluidos se integren a una vida de bienestar, con todos los derechos que ello implica, lo que significa replantear éstos últimos En Europa se trabaja en la realización de políticas que los contemplen; en México podríamos hacer lo propio”, señaló Afirmó: “Sí hay recursos, aunque el problema es que se canalizan más al pago de la deuda y mucho menos a los aspectos no productivos, como la educación y la salud, cuando no hay mejor inversión que no sea en esos dos rubros” Puntualizó que la parte central de ese tipo de modelos es poner al sujeto en el centro de las decisiones “Contemplan también los aspectos sociales del contexto de los individuos y proponen diseños de interacción acordes con la realidad Obviamente, para que todo esto se lleve a cabo, debe haber voluntad del gobierno, de querer hacer las cosas de manera diferente “Desgraciadamente, en nuestro país no se cumple lo plasmado constitucionalmente Pero lo más grave es que los sujetos están acostumbrándose a perder el derecho de tener derechos No pelean por ellos, no defienden los que tienen y han conquistado durante muchos años”, añadió En este sentido, dijo, “es necesario buscar formas de participación ciudadana Si esas demandas no son atendidas a tiempo pueden derivar en explosiones sociales Los excluidos pueden cobrar conciencia y generar situaciones difíciles” Por último, Arriaga aclaró que, “en el caso de los partidos políticos, éstos deberían asumir un proyecto de país –y por lo tanto de gobierno– donde lo social esté por encima de los criterios económicos, donde se dé plena validez a este tipo de derechos, que garantice que ningún niño se quede sin escuela ni ningún joven sin empleo, o que ningún anciano viva desprotegido, abandonado” 16/04/03

Comentarios