"Nos están matando (los aliados) y nadie habla de eso", dice un iraquí

jueves, 17 de abril de 2003
* Rumsfeld cree improbable que encuentren armas químicas sin ayuda * EU propone dolarizar a Irak * Presumen suicidio de Ministro de Información iraquí La tan proclamada libertad que prometió Estados Unidos para Irak, está muy lejos aún Desde que las fuerzas aliadas tomaron el control de las ciudades más importantes del país árabe, la anarquía y la violencia han dominado Es tal la situación que, incluso, el deseo de la población por que regrese Saddam Hussein, va en aumento Mosul ha sido escenario de numerosos enfrentamientos desde que las fuerzas norteamericanas y kurdas entraron el viernes pasado Desde entonces las tensiones entre los residentes árabes y las minorías kurdas se han incrementado Los enfrentamientos entre civiles que se quejan de la falta de control y servicios, y las fuerzas aliadas que patrullan la ciudad en compañía de algunos elementos policiacos de Irak, han dejado 17 civiles muertos y similar número de heridos Un centro de asistencia médica informó que 14 civiles murieron el martes, mientras que las milicias estadounidenses sólo reconocieron siete Este miércoles murieron tres más y 17 resultaron heridos “Nos están matando y nadie está hablando de eso Queremos que Saddam regrese; al menos antes había seguridad” dijo Zahra Yassin en un hospital donde atienden a su hijo herido Según reportes de la coalición, las refriegas del miércoles comenzaron con un intento de la policía por evitar saqueos en la sede del Banco Central, cercano a la oficina del gobernador; sin embargo, el banco fue incendiado Según un policía iraquí, Amar Ghanem Abdullah, las tropas aliadas dieron la orden de detener los saqueos, por lo que al percatarse del saqueo en el banco dispararon al aire como advertencia, pero las tropas estadounidenses respondieron con artillería pesada desde el techo de un edificio, causando bajas sobre todo de civiles Los norteamericanos “pensaron que les estábamos disparando, pero nosotros sólo intentábamos proteger a la gente, dijo el policía herido El Comando Central en Katar confirmó que soldados mataron a siete iraquíes durante disturbios del martes, pero no hizo pronunciamientos sobre las acusaciones de que infantes de marina dispararon contra civiles en hechos de violencia registrados este miércoles En Bagdad pese a que la policía iraquí y las tropas estadounidenses patrullan la ciudad, los saqueos continúan Este miércoles, un deposito de alimentos fue despojado de víveres, mientras que una docena de hombres trataba de apoderarse del dinero de un banco que fue incendiado en el centro de la capital De poco serviría ese dinero a los iraquíes pues, según el diario The Wall Street Journal, millones de dólares son transportados por el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos a Irak con el fin de reemplazar temporalmente al dinar y usar los billetes verdes para hacer “pagos de emergencia” a cientos de miles de empleados públicos y, “en un esfuerzo” por atenuar los disturbios y estabilizar la economía iraquí Mientras eso sucede, la lucha por los alimentos y ayuda humanitaria ha enfrentado a los propios iraquíes En Tikrit se registraron violentos enfrentamientos entre miembros del clan del presidente derrocado, Saddam Hussein y rivales de una zona rural cerca de Tikrit Los enfrentamientos se dieron luego que los aldeanos fueron a depósitos de Tikrit donde funcionarios iraquíes habían distribuido raciones de alimentos Armados con palos, ocho miembros de la tribu de Saddam atacaron a tres hombres que estaban cargando arroz, azúcar y leche en una camioneta, según informes del ejército estadounidense Mientras las fuerzas aliadas intentan poner orden en Irak, continúan también buscando pruebas de la existencia de armas de destrucción masiva en ese país Pese a que ese fue precisamente el motivo de la invasión anglo-estadounidense, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, reconoció este miércoles que el descubrimiento de armas de destrucción masiva en el país árabe se ha vuelto algo más difícil que buscar un tesoro Es más, afirmó que será “poco probable” que la búsqueda llegue a un resultado positivo si los iraquíes no contribuyen y guían a las fuerzas aliadas hasta los presuntos escondites “No creo que solos podamos descubrir algo”, dijo Rumsfeld en una reunión con empleados del Pentágono, pero confió en que al final “encontraremos gente que nos dirá dónde buscar” A pregunta expresa sobre qué se podría hacer para que Estados Unidos no sea acusado de “plantar” armas químicas o biológicas en Irak, para justificar la guerra, Rumsfeld reconoció que es posible que surjan esas acusaciones y que es muy poco lo que se puede hacer para evitarlas “Los equipos han sido entrenados en cadenas de control, realmente como en un escenario de crimen (pero) esto no impedirá que ciertos países y cierto tipo de gente, reclame, equivocadamente, que la evidencia ha sido plantada”, señaló Entre tanto, el jefe de inspectores de armas de las Naciones Unidas para Irak, Hans Blix, exhortó a la coalición anglo- estadounidense a que permita a su equipo volver a ese país para buscar armas de destrucción masiva De esa manera, dijo, se incrementaría la credibilidad de cualquier descubrimiento “La alianza vino como liberadora y como fuerza de ocupación y eso puede llegar a ser una desventaja Si sus expertos en realidad descubren ahora armas de destrucción masiva, su autenticidad podría ser puesta en duda”, afirmó Blix también pidió al gobierno de George W Bush que presente las pruebas de que Siria tiene armas químicas Por más que han buscado, las fuerzas aliadas no han podido encontrar armas químicas en Irak y, sin buscar, a su paso han encontrado cientos de estatuas con la figura de Saddam Hussein Era conocido el culto a la personalidad de Hussein en el régimen iraquí, un total de tres mil 860 estatuas de diferentes tamaños y formas levantadas durante 24 años de gobierno, lo demuestran A este número se agregan casi 10mil retratos distribuidos en calles y edificios gubernamentales a lo largo del país Del paradero del Saddam Hussein de carne y hueso nada se sabe en realidad, sólo hay especulaciones sobre su destino y el de sus colaboradores más cercanos Por ejemplo, el diario británico The Sun, reportó que el ministro de información Mohammed Said Al –Sahhaf, pudo haberse suicidado después de la entrada de las tropas aliadas a Bagdad, la semana pasada Al- Sahhaf era el funcionario iraquí de rango que más aparecía en público para negar cualquier avance de las fuerzas aliadas y enumerar los triunfos de las milicias iraquíes La última vez que se le vio con vida, fue el pasado 8 de abril, poco después del ataque al hotel Palestina17/04/03

Comentarios