Piden que Chiapas sea declarado zona de desastre por severa sequía

sábado, 19 de abril de 2003
Isaín Mandujano/apro Tuxtla Gutiérrez, Chis (apro)- Tras los incendios, la espesa nubosidad y ausencia de lluvias en la entidad, que hacen que la actual sequía sea de las más severas en los últimos años, el Consejo Consultivo contra Incendios Forestales de Chiapas, recomendó al gobernador Pablo Salazar, solicite a la secretaría de Gobernación que se declare a Chiapas “zona de desastre” Hasta hace unos años los especialistas consideraban que en Chiapas una sequía era algo remota por la aparente gran cantidad de ríos, riachuelos, lagos y montañas que provocaban las lluvias, pero ahora, esa situación es una realidad y se torna grave para la entidad Las lluvias se ausentan, los incendios se incrementan, sigue la tala clandestina de bosques, se secan los ríos, las presas disminuyen su capacidad de almacenamiento, los ríos subterránea por ende se vacían y provocan hundimientos de pueblos Para César Triana, jefe del proyecto de servicio meteorológico de la gerencia regional de la Frontera Sur de la Comisión Nacional del Agua (CNA), ya pasaron 45 días de sequía grave, pero las lluvias que año con año esperaban los campesinos durante el mes de mayo no vendrán en esta ocasión, pues se espera que durante los próximos 45 días tampoco caerá una gota de agua En Chiapas, las zonas de la Costa, Centro y Occidente han sido las más afectadas por la sequía, y esto se ha reflejado con las altas temperaturas que muchas veces superan los 40 grados centígrados lo que provoca un alto número de incendios forestales, provocando también una densa capa de humo que cubre gran parte del estado y por lo que se han suspendido vuelos comerciales El municipio de Cintalapa, que comparte con Ocozocuautla y Tecpatán, la Reserva Ecológica de El Ocote, el que ha sufrió los más fuertes incendios, pues de dicho macizo forestal se perdieron más de 13 mil hectáreas arrasadas por los incendios forestales Dice Triana que el fenómeno que se está presentando actualmente es el mismo parámetro, pero en menor proporción al de 1998, cuando hubo mucha sequía, no llovía, habían muchos incendios, la nubosidad era espesa y finalmente concluyó con un desastre en septiembre de aquel año Y aunque se espera que no vuelva a ocurrir, “las desgracias a veces son inevitables” La zona de estiaje de marzo, abril y mayo, parece prolongarse y los lamentos empiezan a escucharse En el municipio de Ixtapa, cercano la capital del estado, el 40 por ciento de los cultivos ya se perdieron a causa de la sequía y a una plaga, según denunció el martes 15, el alcalde, Mauricio Peralta El experto en Manejo de Cuencas Hidrográficas, Mario Tiscareño López, doctor e investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), sostuvo el lunes 7 ante un grupo de campesinos, empresarios, líderes y funcionarios del gobierno local, que en este 2003, el inicio de ciclo lluvioso será retrasado Empezará de manera desigual, quizá a inicios de junio pues mientras los campesinos en las áreas rurales siguen guiándose bajo las señales de la naturaleza como la luna y los vientos, ellos a través de satélites y programas especializados de modelos a escala, intentan desentrañar el errático clima En Chiapas la perdida de bosques y selvas ha contribuido a hacer aun más caótico la ausencia de lluvias y las altas temperaturas, y cuando llueve nada detiene a las cantidad de agua y lodo que erosiona aun mas la tierra a su paso como ocurrió en septiembre de 1998, dice Tiscareño El viejo proceso de cultivo de tumba, rosa y quema esta afectando cada vez más a los bosques y selva de Chiapas, pues muchas veces se sale de control a los campesinos sus quemas CHIAPAS ZONA DE DESASTRE El representante en Chiapas de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Iván Azuara Monter, dijo en entrevista que este mismo martes 15, el pleno del Consejo Consultivo integrado por oficinas estatales y federales de medio ambiente, decidieron poner fin al estado de emergencia y se diera paso a que el gobernador Pablo Salazar solicite al secretario de Gobernación, Santiago Creel, “decrete a Chiapas en el Diario Oficial de la Federación (DOF) como zona de desastre” Azuara Monter dijo que el fenómeno que estamos viviendo es el mismo que en1998, y por lo tanto se esperan torrenciales aguaceros para fines de septiembre o principios de octubre y por ende se tiene que trabajar a marchas forzadas en el periodo que falta para evitar que la tierra se pierda con la erosión de las lluvias El biólogo, con maestría y doctorado en Ecología y Ciencias Ambientales, mencionó que la situación de la sequía este año es grave y por ende el gobierno federal debe enviar recursos, humanos, materiales y financieros para abatir lo que se viene En el contexto nacional, Chiapas ocupa el segundo lugar, después de Oaxaca, en cuanto a superficie afectada por los incendios forestales, dice señalando su tabla de concentrados, según datos hasta el cierre del 10 de abril pasado Y el cuarto en cuanto al número de incendios forestales después del Estado de México, Distrito Federal y Michoacán La mayoría de estos incendios se han registrado en Cintalapa, Tonalá, Villacorzo, Villa Comaltitlán, Mapastepec, entre otros municipios costeños PRESAS VACIAS A causa de la sequía la presa La Angostura, ha bajado su capacidad de almacenamiento y actualmente se encuentra en un 27 por ciento de su capacidad total y con siete metros más que descienda, las turbinas que generan electricidad podrían dejar de funcionar El subgerente regional en Chiapas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Víctor Fernández Dávila, advirtió que la situación podría tornarse “crítica” pero albergan esperanzas de que esto no suceda porque los primeros afectados serían los consumidores de energía eléctrica La Angostura trabaja con cinco máquinas de 180 megawatts por lo que produce 940 megawatts diarios “Estamos en un sistema nacional interconectados por los cuales aportamos al país más de dos mil 500 megawatts, de no aportarlos –porque ocurriera un tercer año seco- entonces ya vendrían los apagones, pero esperemos que eso no suceda”, mencionó Fernández Dávila De la mano de la sequía viene también la disminución de los mantos acuíferos subterráneos Se recuerda todavía el más reciente hundimiento de varias casas, en la comunidad de San Isidro Las Banderas, municipio de Pantepec, donde seis personas quedaron sepultadas Sin embargo, el desastre va de la mano de la falta de agua en Chiapas, donde aun para muchos lugareños no es una situación grave porque viven a orillas de lagos, ríos o presas donde ven lo que en muchas regiones del norte del país hace falta: el agua18/04/03

Comentarios