Los aliados, a 50 km. de Bagdad, según EU

miércoles, 2 de abril de 2003
* Son “ilusiones”, revira la milicia iraquí * Destruye coalición un hospital de maternidad e infancia * A 600 asciende la cifra extraoficial de civiles asesinados en Irak A dos semanas de iniciada la guerra en Irak, y con las fuerzas de la coalición a 50 kilómetros de Bagdad, según el Pentágono –lo que rechazan las milicias iraquíes—, crecen las bajas en ambos flancos, pero el número es mínimo comparado con el de las víctimas civiles En la más reciente ola de bombardeos durante la décima cuarta jornada de la llamada operación “Liberación de Irak” la aviación británico- estadunidense soltó una lluvia de bombas sobre Bagdad con el objetivo de destruir varios edificios gubernamentales, entre ellos, el de la Feria Comercial y una oficina de seguridad gubernamental Sin embargo, de nueva cuenta las mal llamadas “bombas inteligentes” erraron el blanco En lugar de los edificios de gobierno, destruyeron un hospital de maternidad e infancia de la Sociedad de la Media Luna Roja, filial de la Cruz Roja en países islámicos Testigos presenciales dijeron que los bombardeos iniciaron a las 9:30 horas de Bagdad, hora en que médicos, enfermeras y pacientes acudían al nosocomio al servicio de consulta externa No se precisó la cifra de muertos y heridos, pero reporteros que cubren el conflicto dijeron que no sólo hubo muertos y heridos en el hospital sino en las calles circundantes Señalaron que los ataques tomaron por sorpresa a transeúntes y automovilistas que perecieron carbonizados en el interior de sus vehículos La cadena qatarí Al Jazeera, emitió imágenes de los bombardeos al centro de salud materna que mostraban habitaciones destruidas y cristales rotos Es el tercer ataque consecutivo contra civiles en esta semana y el quinto en 14 días de hostilidades El primero fue el lunes pasado cuando una furgoneta, tripulada por mujeres y niños fue ametrallada por soldados que se encontraban en un puesto de control Al respecto, un corresponsal de la cadena de diarios Knight Ridder, pudo averiguar que la familia había decidido salir de su pueblo y dirigirse hacia las líneas de los estadunidenses porque pensaron que los volantes que les habían arrojado desde el aire les decían: “estarán seguros” Bakat Asan, quien sobrevivió al ataque, le contó al reportero que le mataron dos hijas de dos y cinco años, un hijo de tres años, sus padres, dos hermanos mayores, sus esposas y dos sobrinas de 12 y 15 años La mujer explicó que los soldados estadunidenses les habían dejado pasar en un puesto anterior Cuado se acercaron al siguiente, a 40 kilómetros al sur de Karbalá, volvieron a saludar con las manos a los militares y éstos les dispararon “Vi cómo se desprendían las cabezas de mis hijitas”, detalló la mujer ante el periodista entre lágrimas El segundo ataque a civiles se dio el martes, en el poblado de Al-Hilláh donde las fuerzas aliadas dejaron 33 muertos y más de 300 heridos al bombardear una zona residencial El comando central estadounidense se lavó las manos y sólo dijo que investigaría “el incidente” Por su parte, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumfeld, salió al paso de las crecientes críticas por el aumento de muertes civiles, que extraoficialmente son 600 en dos semanas de ataques y, por supuesto, culpó de ello al régimen iraquí “Lo que me preocupaes que el régimen iraquí ha matado a más hombres, mujeres y niños inocentes en Irak en los últimos 12 días (sic) que cualquier daño colateral de ningún país en la coalición”, según dijo para tratar de exculpar a las tropas aliadas de la masacre de inocentes Pese al incremento de muertes civiles y de las imágenes --de cuerpos mutilados, principalmente de menores y mujeres-- que han sido difundidas sobre todo en la prensa internacional, menos en Estados Unidos, el Pentágono sostiene que sus nuevas bombas de precisión buscan evitar cualquier tipo de “daño colateral” Aunque nada dijo de que los aliados están usando bombas racimo –expansivas-- EL AVANCE Mientras el número de muertos y heridos crece, las fuerzas de la coalición continúan su avance por tierra hacia Bagdad Se encuentran, según el Comando Central de operaciones, a 50 kilómetros de la capital iraquí, versión que es rechazada de manera tajante por el régimen de Saddam Hussein Las fuerzas aliadas afirmaron haber derrotado a la Guardia Republicana en Karbalá, ciudad sagrada de los musulmanes chiitas, a unos 80 kilómetros de Bagdad Según el capitán de navío, Frank Thorp, vocero del Comando Central, también capturaron un estratégico puente sobre el río Tigris cerca de Kut con lo que, según él, habrían traspasado la llamada “línea roja”, que demarca la zona cubierta por la artillería y los cohetes de la Guardia Republicana y donde, según las autoridades norteamericanas los militares iraquíes podrían usar armas de destrucción masiva Ante esa posibilidad, los soldados que participan en la ofensiva recibieron órdenes de ponerse botas de protección además de los trajes especiales que llevan desde que entraron a Irak El Comando Central aseguró que, por lo menos 20 iraquíes murieron y 67 cayeron prisioneros o se rindieron No había reportado bajas de su lado e informó que sólo en las últimas 24 horas, las fuerzas estadounidenses realizaron más de mil rondas de bombardeo Pero la madrugada del jueves, tiempo de Irak, el Pentágono tuvo que reconocer el derribo de un helicóptero Black Hawk por parte de las fuerzas iraquíes con 11 soldados a bordo de los cuales siete murieron y el resto fue rescatado El aparato –el segundo que cae en combate-- fue tiroteado con armas de poco alcance cerca de la ciudad de Karbalá, en donde se han producido los combates más encarnizados de los últimos días LA RESISTENCIA Las versiones de la caída de la Guardia Republicana y de los soldados iraquíes muertos, fueron desmentidas, de inmediato por un portavoz militar iraquí “Estas afirmaciones carecen de fundamento y forman parte de una campaña hostil a Irak Al contrario, la División Bagdad conserva su cohesión y sigue teniendo una moral de hierro No sufrió ninguna pérdida y está dispuesta a encarar al enemigo y a destruirlo”, sentenció Sin embargo, el comandante de la División Bagdad, reconoció más tarde, que 17 soldados murieron y 35 resultaron heridos Pero aclaró ante la televisión iraquí que “el mando está al completo y estamos preparados para afrontar al enemigo esté donde esté” El Ministro de Información iraquí, Mohamed Said Al- Sahaf negó que las tropas de la coalición hayan progresado en dirección a Bagdad y calificó las versiones de progreso como “ilusiones” “No entraré en detalles, pero puedo asegurar que estos cretinos (de la coalición) descubrirán dentro de poco, llegado el momento, que lo que pretendían no es cierto”, sentenció Sobre los intensos ataques aéreos lanzados por la coalición, sostuvo que “el impacto de estos bombardeos es anecdótico y lo seguirá siendo” Al Sahaf también dio lectura, durante una rueda de prensa, a una carta supuestamente escrita por Saddam Hussein --cuyo paradero sigue siendo un misterio --en la que lanza una severa advertencia a los kurdos que colaboran con las fuerzas aliadas al norte de Irak “No se apresuren ni hagan algo de lo que tengan que arrepentirse Es mi deber moral y constitucional advertirles sobre los peligros de este juego si ustedes y otros países persisten en participar” Además, reiteró, “la victoria está cerca” Los próximos días, las tropas de la coalición tendrán que enfrentar no sólo a los efectivos de la Guardia Republicana sino a un enemigo al que temían desde antes de iniciar la invasión: una ola de calor que el próximo fin de semana alcanzará los 41 grados centígrados 02/04/03

Comentarios