Surge la primera diferencia entre Gran Bretaña y Estados Unidos

miércoles, 2 de abril de 2003
En lo que constituye la primera diferencia entre los países aliados --Estados Unidos y Gran Bretaña-- que atacan a Irak, el primer ministro bitánico, Tony Blair consideró, en discrepancia con el gobierno estadunidense, que los iraquíes y no la coalición ni la Organización de las Naciones Unidas (ONU) deberán gobernar el Irak de la posguerra, y eso debe ser “lo antes posible” Ante miembros de la Cámara de Comunes británica, el funcionario inglés aseguró que “eso es lo que quiere el pueblo iraquí” que ni la ONU ni los aliados los gobiernen, dijo En su comparecencia semanal ante los legisladores, Blair negó que un general estadunidense vaya a tomar el control del país tras el eventual triunfo de los aliados Esta declaración empata con los rumores de días pasados respecto a que el encargado de la Operación Liberación de Irak, el general Tommy Franks, jefe del Comando Central del Ejército estadunidense en Irak o del general retirado Jay Garner podrían asumir el control del país “¿Cree usted que los británicos podemos ganar la confianza de los iraquíes cuando Estados Unidos ha anunciado que inmediatamente después de a guerra, Irak va a ser gobernado por un general retirado (Jay Garner) presidente de una empresa de armamento y partidario declarado de Israel?”, inquirió Blair, en lo que representa el primer decasuerdo con Estados Unidos, tras unirse a las tropas y formar la coalición que invadió Irak sin un acuerdo previo de la ONU Ante los rumores, el primer ministro se apresuró a sostener que en el periodo de posguerra iraquí “habrá un periodo de transición en el que las fuerzas de la coalición tendrán el control de facto, aunque nuestro objetivo es que haya lo antes posible un gobierno interino que esté en manos de los iraquíes” En ese sentido, Blair reveló que existe “un acuerdo trasatlántico” con Estados Unidos para analizar la participación de la ONU en Irak después de la guerra “Cualquier preparativo tiene que ser respaldado por la ONU Necesitamos el visto bueno de las Naciones Unidas”, apuntó Blair también denunció que la resistencia iraquí a cargo de Hussein tiene pensado atacar lugares sagrados del Islam para culpar a las fuerzas de coalición “Es lo que Saddam hizo en 1991 Me gustaría insistir ante la Cámara y también ante los mundos árabe y musulmán que estamos haciendo y haremos todo lo posible por no dañar los lugares de culto”, enfatizó 02/04/03

Comentarios