Hay en el mundo 815 millones con hambre y desnutrición

jueves, 24 de abril de 2003
México, D F (apro)- Más de 815 millones de personas sufren de hambre y desnutrición crónica en el mundo y cerca de 36 millones mueren al año debido a éstos problemas, afirmó Gerardo Pisarello, de la Universidad Central de Barcelona, España Además, dijo, un menor de 10 años fallece cada segundo por los efectos de éstos padecimientos “La desnutrición genera discapacidad en los niños, ya que sus células cerebrales no se desarrollan, las malformaciones físicas se potencian, así como la ceguera y todo tipo de enfermedades, que se vuelven casi una rutina”, añadió Pisarello, quien participó en la mesa redonda “Derecho a la alimentación y crisis del campo mexicano”, organizada por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, señaló que “los derechos a la vida, a la integridad física, a la salud y otros, no sólo de carácter social, sino civil y político, están en juego cuando se habla de la garantía a la alimentación” Advirtió: “Todo esto pasa en un mundo hoy más rico que nunca, con capacidad para producir mayor cantidad de alimentos que antes, con los cuales satisfacer el problema del hambre global” Explicó que “la falta del derecho a la vivienda, así como a los de carácter social y a los fundamentales en general, no es un problema de imposibilidad jurídica, sino de voluntad política Sólo así se puede explicar que, después de la Cumbre Mundial sobre Alimentación de 1996, realizada en Roma, Italia, haya habido pocos avances en la materia” El profesor de derecho constitucional dijo que “el hambre, como la pobreza, es un problema eminentemente rural, ya que cerca del 75 por ciento de las personas que se encuentran en condiciones de extrema pobreza pertenece a este ámbito, por lo que si bien es cierto que la carencia de un derecho a la alimentación afecta a habitantes de zonas urbanas, daña en mayor medida a las del campo” Sobre las causas de éste fenómeno, Pisarello puso como ejemplo a Brasil, donde el 2 por ciento de los propietarios de tierra concentran el 56 por ciento de la superficie, gran parte de la cual permanece improductiva” Afirmó que “la participación de los movimientos sociales es fundamental en la exigencia de los derechos, sobre todo cuando las garantías institucionales son bloqueadas en contextos determinados “Si estos movimientos desempeñan un papel central en la garantía de los derechos sociales como el de la alimentación, a los juristas nos preocupa que sean clasificados como criminales y presentados como los que vulneran el estado de derecho, cuando en realidad quienes lo quebrantan son aquellos que no garantizan las potestades ciudadanas” Pisarello dijo que “el hambre es una forma silenciosa de masacre, que debe ser detenida, y una realidad intolerable en el mundo actual” Por su parte, Alicia Carriquiriborde, activista en derechos humanos, afirmó que el problema de la soberanía alimentaria en México es una cuestión que se puso “de moda” hace varios años “Sin embargo, se trata de una realidad que se ha perdido desde que las importaciones de granos básicos ascienden a un porcentaje muy importante Hoy, frente al desastre de la guerra, ¿qué vamos a hacer si dependemos en gran medida de lo que nos vende Estados Unidos? “Nadie piensa en eso Estamos ante una situación terrible Para activistas, partidos políticos y diversos sectores de la sociedad, es claro que en el pasado no hubo políticas correctas de inversión y protección Es lamentable que no tengamos un recurso legal que podamos utilizar para demandar el cumplimiento del derecho a la alimentación”, agregó 23/04/03

Comentarios