Tepito: El santuario de la ilegalidad

sábado, 26 de abril de 2003
México, D F (apro)- Las ejecuciones en Tepito no cesan y los funcionarios capitalinos ubican como causal de las más de treinta muertes registradas hasta ahora, las reformas al Código Penal y de Procedimientos Penales del Distrito Federal que, en su opinión, abrieron la puerta de las cárceles a más de un centenar de internos, algunos de ellos oriundos del barrio, como “El Tanque” Convertido por los gobiernos priistas en botín de intereses económicos, comerciales y políticos, Tepito es en la actualidad, en efecto, un santuario de la ilegalidad Delimitado por el cuadrante vial que forman las avenidas Paseo de la Reforma, Canal del Norte, Del Trabajo y Granaditas; y con una población cercana a los 50 mil habitantes, ahí se ejercen de manera abierta o encubierta todo tipo de actividades penadas por la ley: venta de armas, tráfico de drogas, comercio de artículos de contrabando y de discos y videos piratas Pero, no es todo: En las vecindades construidas después de los sismos de 1985, se ocultan millones de pesos en mercancía legal e ilegal o, bien, sirven de refugio de delincuentes y bandas organizadas que se dedican a vender protección a comerciantes ambulantes y establecidos, así como a asaltar transeúntes Agrupados en 62 organizaciones, los ambulantes tampoco pagan derechos por consumo de agua potable y de energía eléctrica, y sí, por el contrario, afectan las redes de luz, drenaje, agua potable y estructuras de inmuebles, amén de generar un promedio de 150 toneladas de basura diarias Divididos por giros y simpatizantes del PRI y del PRD, estas agrupaciones se han repartido literalmente la vía pública y delimitado sus territorios, a pesar de que el propio GDF reconoce que “no generan ningún beneficio a la ciudad” y sí, por el contrario, “causan múltiples problemas” Con más de 400 años de vida urbana y presa de una profunda descomposición social, comercial y cultural, en Tepito tiene su asiento uno de los brazos operativos del cártel de Tijuana, según han reconocido en varias ocasiones funcionarios de la Procuraduría General de la República Este grupo disputó a punta de pistola el mercado de la droga al cártel de Tepito, jefaturado por el delincuente más buscado en la ciudad, apodado “El Tanque” Entre 1995 y 1997, la rivalidad entre las bandas de narcotraficantes dejó en el camino a 30 víctimas, según datos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal Los asesinatos tuvieron un denominador común: los agresores utilizaron “cuernos de chivo” y los cadáveres aparecieron siempre en las inmediaciones de las colonias Morelos, Gabriel Hernández y Unidad CTM--El Risco Según datos de la PGJDF, la organización comandada por “El Tanque”, un delincuente beneficiado por las reformas al Código Penal del Distrito Federal, al que se le atribuyen una buena parte de los crímenes recientes en el barrio, se adueñó del mercado de la droga en Tepito En su mejor momento, llegó a colocar hasta una tonelada de cocaína que adquiría en Colombia La droga la colocaba en la capital del país y en los estados de México, Hidalgo, Morelos, Querétaro, San Luis Potosí y Aguascalientes Pero su buena estrella se apagó en febrero de 1998, cuando fue detenido en compañía de “El Papirín” y “El Colombiano” Casi cinco años después, en enero pasado, “El Tanque” fue puesto en libertad y desde entonces la ola de crímenes en Tepito se desató De las 34 víctimas, más de una veintena han sido ejecuciones Según las autoridades capitalinas en Tepito se cometen por lo menos 18 tipos de delitos federales sin que las autoridades correspondientes actúen Estos son: Ataques a las vías generales de comunicación; portación ilegal de armas de fuego; delitos contra la salud; falsificación de documentos oficiales; falsificación, alteración y destrucción de moneda; alteración de títulos al portador y de documentos de crédito público; violación de correspondencia; adulteración de sellos; usurpación de funciones; violación a las leyes federales de Derechos de Autor y Propiedad Industrial; fraude; violación a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas; actividades ilícitas contra el fisco; contrabando y delitos contra el Patrimonio Nacional Alertado por el grave deterioro social, el primer gobierno perredista, el de Cuauhtémoc Cárdenas trató de regular algunas actividades, pero la red de intereses que se mueve en Tepito lo paró en secó Su sucesora, Rosario Robles, le dio mejor la vuelta al asunto y dejó las cosas como estaban Con obras de beneficio social ya atención directa a sus demandas, Andrés Manuel López Obrador, trató de echarse a la bolsa a los tepiteños Inicialmente, esa estrategia le dio buenos resultados, pero la luna de miel no duró mucho tiempo La lucha por el mercado de la droga y la lucha políticas de algunos funcionarios volvió a sobrecalentar el ambiente, con 34 homicidios, la mayoría de ellos violentos En medio de una aparente pobreza, de vecindades ruinosas y de un absoluto desorden urbano, en Tepito subsiste, en realidad, otro mundo, poderoso e impune: el de los negocios turbios y el del crimen organizado

Comentarios