Confirma Powell: un militar estadunidense gobernaría Irak

jueves, 3 de abril de 2003
*La UE y la OTAN demandan un papel principal de la ONU en el Irak de la posguerra *Habrá un “rol” para las Naciones Unidas, revira En lo que constituye la confirmación de que la invasión a Irak no tenía como propósito desarmar al presidente Saddam Hussein, ni liberar al pueblo iraquí del “tirano”, sino que adueñarse del petróleo del segundo mayor productor del mundo y con ello extender su dominio geopolítico sobre el Medio Oriente, el secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, consideró que un gobierno militar dirigido desde Washington “sería lo mejor” para el país, y en ese sentido deberían ir las negociaciones con Gran Bretaña Powell no aclaró si la Casa Blanca está dispuesta a compartir el poder en Irak, una vez que cumpla su amenaza de derrocar al régimen de Hussein Las declaraciones en torno al gobierno militar fueron hechas por el jefe de la diplomacia norteamericana ante los miembros de la Unión Europea y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que le demandaron que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tenga un papel fundamental en el Irak de la posguerra Aunque la UE y la OTAN se dijeron confiadas en que podrían tener un acuerdo con Estados Unidos respecto al papel de la ONU, Powell se mostró cauto y afirmó con ambigüedad que “habrá un rol para las Naciones Unidas” Sin embargo existen diferencias entre ambas partes pues para el diplomático estadunidense todavía no se define “cuál será ese papel exactamente” Y es que, como se presumía, Washington pretende manejar los pozos petroleros de Irak –país de cuya producción depende la mayor parte del mundo—argumentando que sus soldados han arriesgado su vida por protegerlos de eventuales incendios generados por el régimen de Hussein, lo que le costó a su gobierno millones de dólares El lunes, sin embargo, el primer ministro de Gran Bretaña, Tony Blair, principal aliado de Estados Unidos en la invasión de Irak, consideró, en discrepancia con Washington, que los iraquíes y no la coalición ni la Organización de las Naciones Unidas (ONU) deberán gobernar el Irak de la posguerra, y eso debe ser “lo antes posible” Ante miembros de la Cámara de Comunes británica, Blair aseguró que “eso es lo que quiere el pueblo iraquí” que ni la ONU ni los aliados los gobiernen Así mismo, descartó que un general estadunidense vaya a tomar el control del país tras el eventual triunfo de los aliados Esta declaración contrastó con las de su secretario de Relaciones Exteriores, Jack Straw, quien solicitó a la ONU desempeñar en Irak un papel similar al asumido en Afganistán, luego de que los estadunidenses atacaron a ese país para derrocar al régimen Talibán 03/04/03

Comentarios