Imparable, la ola de "narcoejecuciones" en Tamaulipas

jueves, 3 de abril de 2003
Ciudad Victoria, , Tamps (apro)- Mientras la PGR daba a principios de esta semana como “desarticulado” al cártel del Golfo, las investigaciones sobre la ejecución de nueve personas encontradas en Nuevo León, pero que estarían ligadas con un narcosecuestro en Nuevo Laredo, apuntan a que aquella organización estaría defendiendo el control de esa plaza El procurador Francisco Cayuela Villarreal rechazó hacer declaraciones sobre el caso, al asegurar que la PGR atraería las investigaciones, luego que en la “casa de seguridad” de la calle Lerdo de Tejada se habían encontrado armas, droga y documentos que tendrían que ser investigados por la autoridad federal Apenas el lunes, el titular de la Unidad Especializada contra la Delincuencia Organizada (UEDO), José Luis Santiago Vasconcelos, había asegurado que el cártel del Golfo estaba prácticamente desmantelado, tras la detención de Manuel Vázquez Mireles, Meme o El Cabezón, a quien se le ubicó como el sucesor de Osiel Cárdenas Y la madrugada del miércoles, con una frontera sobrevigilada y los supuestos operativos para evitar el reacomodo del cártel, la anunciada guerra se dejó sentir Desde la detención de Osiel Cárdenas, el saldo llegó a 14 Tres muertos en un enfrentamiento contra GAFES del Ejército en Miguel Alemán y once ejecuciones aparentemente ligadas al control del tráfico de la drogas Es necesario recordar que en lo que va del año, sólo en Nuevo Laredo se han registrado 22 narcoejecuciones Las declaraciones oficiales advierten que los nueve ejecutados encontrados en Nuevo León podrían relacionarse con el “esperado” reacomodo al interior del cártel del Golfo, aunque las primeras investigaciones advierten que las víctimas acababan de llegar a Nuevo Laredo procedentes de Jalisco El hecho de que los muertos hayan sido encontrados en una casa de Fernando Moreno Martínez, señalado como el supuesto sucesor de la banda de los Chachos, junto con Eloy Treviño, es considerado por la policía estatal como un indicio de que esta banda buscaba retomar el control de Nuevo Laredo, aparentemente en alianza con gente del cártel de Sinaloa, o de Joaquín Loera El Chapo Guzmán, o incluso del Mayo Zambada Según una fuente de la Procuraduría, la detención del único ocupante de la “casa de seguridad” que se escapó del narcosecuestro, Arturo Vielma Palacios, ha llevado a concluir que los ejecutados eran sicarios que habían sido traídos para iniciar una guerra contra el cártel del Golfo, en un intento por aprovechar el supuesto debilitamiento por la detención de Osiel Cárdenas, y retomar la plaza Las investigaciones apuntan a que la gente del cártel del Golfo habría detectado la llegada de estos pistoleros y los habrían ejecutado para demostrar el poder que aún tienen en la zona Según esta versión, el cártel de Sinaloa ha estado disputando a Osiel Cárdenas la plaza de Nuevo Laredo, luego que éste se la “arrebató” a Dionisio Román García, El Chacho, ejecutado el año pasado En el marco de esta guerra, El Mayo habría ofrecido una millonaria recompensa por asesinar al líder del cártel del Golfo La presencia de gente del cártel de Sinaloa en esa ciudad fronteriza, de acuerdo con fuentes de la Procuraduría estatal, se empezó a hacer notar no sólo con las ejecuciones o desapariciones, sino con alusiones directas que se empezaron a escuchar por las frecuencias policiacas de radiocomunicación “Arriba Sinaloa”, “Ya llegamos y los vamos a chin…”, dicen que se ha escuchado en numerosas ocasiones en los radios de la policía preventiva de esa ciudad fronteriza La presencia del cártel de Sinaloa también habría sido evidente cuando a finales de enero de este año, la policía de Nuevo León detuvo a un grupo de pistoleros que se hacían llamar los Talibanes, y que supuestamente se dedicaban a ejecutar gente del cártel del Golfo por órdenes del Chapo Guzmán o del Mayo Zambada Nueve cadáveres en dos vehículos abandonados en distintos puntos carreteros entre Nuevo Laredo y Nuevo León fueron encontrados con claras huellas de violencia y tiros de gracia Cuatro cadáveres con huellas de torturas y balazos en la cabeza fueron encontrados por trabajadores de Seguridad Ferroviaria Mexicana, que alcanzaron a ver desde lo alto del furgón la camioneta en la que se encontraban Los otros cinco ejecutados fueron encontrados a la altura del kilómetro 42 de la carretera a Piedras Negras, frente al ejido Colombia, esposados, con muestras de torturas, arriba de una camioneta Chevrolet, Silverado, modelo 2001, con placas J88 GSC de Texas, fuera de la cinta asfáltica Desde un principio se presumió en Nuevo Laredo que los homicidios podrían estar vinculados al plagio de al menos siete personas por parte de un comando que irrumpió en la “casa de seguridad” de la cuadra 16 de Lerdo de Tejada, en pleno sector centro de Nuevo Laredo, el martes a las 18:00 Según testigos, unos 20 sujetos vestidos con uniformes de tela camuflada, provistos de armas largas, irrumpieron de manera violenta en la presunta “casa de seguridad” de Fernando Moreno Martínez, reiteradamente vinculado a la banda en declive de Los Chachos Las versiones de empleados de un hospital cercano a la supuesta casa de seguridad señalan que el comando llegó y amenazó con altavoz a los ocupantes para que se rindieran, porque estaban rodeados, y derribaron un portón eléctrico con una camioneta Cherokee En un principio se hablaba de que por lo menos siete personas habría sido sacadas de esta casa Horas más tarde, cuando la policía ingresó a este domicilio, fueron encontradas armas, municiones, máscaras antigás, botas, chalecos antibalas, uniformes color gris con la bandera nacional a los costados, teléfonos celulares y agendas telefónicas También se detalló que fueron encontradas colchonetas y maletas sin desempacar, por lo que supone que estas personas acababan de instalarse en esa casa 02/04/03

Comentarios