Las tropas estadunidenses, a punto de tomar Bagdad: Bush

jueves, 3 de abril de 2003
Washington - El presidente George W Bush, intentó eliminar la nube de incertidumbre sobre el curso de la guerra en Irak, al afirmar que las tropas estadunidenses están a punto de tomar Bagdad Haciendo eco de los despachos de los "reporteros encamados" que acompañan a varias divisiones de las fuerzas armadas que se enfrentan a la resistencia iraquíes, respecto a que las tropas invasoras podrían entrar a Bagdad en cualquier momento; Bush aprovechó para declarar que "no pararemos hasta que Irak sea liberado" Por su parte, el Pentágono confirmó que varios regimientos del Ejército, especialmente el Séptimo de Caballería que encabeza un Pelotón de helicópteros Apache, están peleando contra grupos de la Guardia Republicana de Saddam Hussein en las orillas de Bagdad Sin embargo, los jefes militares están más cautelosos que Bush porque temen que falte por librarse la batalla más violenta y feroz de la guerra para tomar Bagdad "Cuando la libertad necesita ser defendida, Estados Unidos mira hacia sus militares", declaró Bush ante los Marines del Campo Lejuene en Carolina del Norte donde fue interrumpido por aplausos y gritos de los presentes que corearon: "nosotros amamos al presidente Bush" Tras 15 jornadas de guerra, las tropas invasoras de Estados Unidos y Gran Bretaña se posesionaron alrededor de Bagdad, pero sin saber dónde se encuentra o si aún vive Hussein, sus hijos y colaboradores más cercanos que serían eliminados por orden de Bush El general Tommy Franks, jefe del Comando Central que dirige la guerra desde Qatar, informó que algunas divisiones del Ejército y los Marines, están en la "zona roja" de la capital iraquí, a diez kilómetros de distancia Los “reporteros encamados”, especialmente los de las televisoras estadunidenses, informaron que en el camino invasor a Bagdad se han enfrentado a poca resistencia de parte de los soldados de Hussein El Pentágono está consciente de esto y especula que puede ser parte de la táctica militar iraquí para enfrentar a las tropas invasoras en Bagdad, pues si la resistencia se mezcla en medio de la población civil, imposibilitaría a Estados Unidos para lanzar un ataque demoledor con sus tropas terrestres, helicópteros y aviones caza "Estas misiones son difíciles y peligrosas, pero ningún Marine pensó que sería fácil Ahora nuestra coalición esta avanzando, los Marines están en lo más delgado (duro) de la batalla, pero lo que empezamos lo terminaremos", declaró Bush para alentar a sus soldados y para alertar a los estadunidenses de que puede haber más bajas entre las filas del Pentágono una vez que entren a Bagdad Ante los aplausos y gritos de apoyo, Bush insistió en catalogar a las fuerzas invasoras en Irak como las libertadoras de un pueblo oprimido por más de tres décadas "Algunos sirvientes del régimen han elegido cumplir sus últimos días con actos de cobardía y asesinato, en combate, los matones de Hussein se están cubriendo con mujeres y niños Ellos han matado a civiles que les dan la bienvenida a las tropas de la coalición", acotó el presidente de Estados Unidos Sin dar muchos detalles de la nueva jornada de la guerra en Irak, Donald Rumsfeld, secretario de Defensa, afirmó que "las tropas están más cerca del centro de Bagdad, que muchos estadunidenses del centro de sus ciudades las tropas iraquíes están siendo derrotadas, las divisiones Medina y Bagdad de la Guardia Republicana han sufrido grandes daños el régimen está debilitado, pero sigue siendo letal" 03/04/03

Comentarios