Los Amigos de Fox

jueves, 3 de abril de 2003
México, D F (apro)- Los amigos de Fox nuevamente están en la palestra de la política nacional A pesar que en la última quincena dos semanas la operación del presidente en la columna vertebral, y luego la guerra en Irak, distrajeron la atención de la opinión pública, esta semana el tema de las presuntas irregularidades financieras en la campaña de la Alianza por el Cambio volvieron a tomar su importancia particular Durante casi un año Proceso ha dado un seguimiento a fondo de las aportaciones nacionales y en el extranjero que recibió el actual presidente desde su precampaña en 1999 De entonces a la fecha se presentaron pruebas documentales e investigaciones de las aportaciones hechas por grandes empresarios, como Carlos Slim, Lorenzo Zambrano, Alfonso Romo, Pablo Mestre y Roberto Hernández, así como de la labor que tuvieron en la triangulaciones bancarias personajes hasta entonces desconocidos, como Carlota Robinson, Purita Leonor Guillermoprieto y Robert J Dolson Hoy comienza a publicarse en las portadas de los diarios una información que antes no les interesó por razones políticas y comerciales que también tendrían que aclararse, sobre todo por el peso que tienen ante los dueños de los medios Marta Sahagún y Lino Korrodi Desde el 26 de mayo del 2002, Proceso ofreció públicamente copias de los cheques entregados a Amigos de Fox por las compañías nacionales y algunas extranjeras, como la empresa belga Dehydration Tecnologies Belgium, que envió 200 mil dólares a la campaña foxista a través del Instituto Internacional de Finanzas, a cargo de Luis Ernesto Derbez, exsecretario de Economía y actual canciller De entonces a la fecha se mostraron las triangulaciones bancarias utilizadas por Amigos de Fox mediante las cuentas de Carlota Robinson, amiga cercana de Lino Korrodi, quien realizó hasta 30 operaciones diarias en sus cuentas personales para pagar gastos de precampaña y campaña a diversas empresas, como Televisión Azteca y Televisa A pesar que estas pruebas fueron entregadas al IFE para ahondar sus indagaciones, el órgano electoral autónomo se detuvo por la incapacidad de la Comisión de Fiscalización, a cargo del consejero Alonso Lujambio, y por las trabas puestas por la Secretaría de Hacienda, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la PGR, que se negaron a dar la información necesaria para culminar con el proceso de investigación La razón de fondo que estas instituciones tienen para no avanzar en la investigación, es que el presidente Vicente Fox es el principal responsable de estas irregularidades, pues fue el único beneficiario del triunfo obtenido el 2 de julio de ese año El consejero del IFE, Jaime Cárdenas, ha sido el único de los nueve que integran el instituto, que ha exigido que al jefe del Ejecutivo presente un informe desglosado de los gastos que hizo la asociación civil Amigos de Fox, creada en 1998 y en la cual fungió como presidente honorario Sus peticiones se han topado con el disgusto de sus propios compañeros en el IFE y con el de las autoridades, que han hecho mutis ante las declaraciones públicas del abogado y profesor universitario El presidente está obligado moral, política y jurídicamente a enfrentar este escándalo que ha empañado su triunfo del 2 de julio del 2000 Y también tiene la obligación de pedirle a su amigo de hace 30 años, Lino Korrodi, a abrir sus cuentas para que se investigue a fondo lo que hizo en Amigos de Fox El argumento de que las denuncias presentadas ante la PGR y el IFE en contra de Amigos de Fox es una “revancha” del PRI, no justifica la pasividad con la que se han desempeñado ambas instituciones en la indagación que tuvo que haber iniciado desde mayo del 2000, cuando el entonces diputado Enrique Jackson presentó en la tribuna legislativa los primeros cheques bancarios de Carlota Robinson Los millones de ciudadanos que votaron por Fox el 2 de julio del 2000 y que derrotaron al régimen autoritario del PRI, son suficientes para que el “presidente de todos los mexicanos”, como le gusta llamarse, salga al quite de las acusaciones que le hacen, de haber ganado ese domingo con recursos ilegales La lentitud con que se ha tomado el caso de Amigos de Fox sólo ha provocado más desgaste para este gobierno y seguirá en aumento hasta que lo enfrente Por salud pública, el presidente Fox y su equipo, principalmente Lino Korrodi, tienen que dar una respuesta a las pruebas documentales de que obraron ilegalmente para ganarle al PRI Y asumir las consecuencias Lo malo de todo esto sería que buscaran un chivo expiatorio, y así como están las cosas, el eslabón más débil de toda la cadena de financiamiento de Amigos de Fox es Carlota Robinson, la famosa “dama de los millones”, que hasta el momento no ha querido dar la cara a la opinión pública

Comentarios