Cómplices por omisión

sábado, 5 de abril de 2003
Miguel Marín Bosch, hasta octubre pasado subsecretario de Relaciones Exteriores y con una carrera diplomática de 34 años, recrimina el silencio cobijado por el gobierno de Vicente Fox en torno a la guerra unilateral en Irak, que ha hecho a México cómplice de las atrocidades cometidas en esa región del Medio Oriente, dice en una entrevista que publica Proceso en su edición que comienza a circular el domingo 6 de abril A unos días de que México asumió la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, el diplomático mexicano analiza la posición “pacífica” que asumió el gobierno de Fox ante el conflicto y sugiere lo que debería hacer Señala que mientras aumentan las víctimas civiles, el Consejo de Seguridad –cuyo presidente es el embajador mexicano Adolfo Aguilar Zinser--, se dedica a buscar consensos para asegurar la protección de la población, garantizar el acceso de la ayuda humanitaria y tratar de vislumbrar lo que será el futuro de Irak, cuando lo que debería hacer es “condenar por ilegal esa acción militar y detener en seco la guerra” En el número de Proceso que comienza a circular el domingo 6 de abril, el exdiplomático mexicano explica de qué manera podría México proponer una iniciativa para condenar la guerra, objetivo que –dice-- no se alcanzará mientras haya una posición tibia del presidente mexicano para no enfrentar a Estados Unidos y no afectar la relación bilateral 04/04/03

Comentarios