"Malditas sean las guerras"

miércoles, 9 de abril de 2003
México, D F (apro)- Julio Anguita, expresidente del partido Izquierda Unida de España, cuando se enteró de que su hijo, corresponsal del diario El Mundo, había muerto a las afueras de Bagdad, expresó: "Malditas todas las guerras y los canallas que las hacen" Julio A Parrado se sumó el lunes a la lista de los ocho periodistas muertos en los 19 días que llevaba la guerra en Irak El martes, al negro recuento se agregaron tres reporteros más, que murieron por ataques de las fuerzas estadunidenses Quizás los medios de información hacen demasiado escándalo cuando en las guerras mueren periodistas, cuando las bajas militares y de civiles siempre son muy superiores Y eso está sucediendo con los ataques de las fuerzas estadunidenses y británicas en Irak Si en los primeros días fue posible llevar una contabilidad más o menos cercana a la realidad acerca del número de bajas civiles, ahora, con las batallas en pleno Bagdad, ni los hospitales ni la Cruz Roja internacional pueden proporcionar esas estadísticas Mucho menos se ha dado a conocer, ni del lado de la "coalición" ni de la parte iraquí, el número de soldados de Bagdad que han muerto, mientras que hasta el lunes las bajas estadunidenses y británicas se acercaban a las 150 en conjunto Y aunque el triunfo de la "coalición" parece cada vez más cercano, todavía falta mucho para que se pueda dar por terminadas las batallas, tanto en el mismo Bagdad como en otras zonas de Irak De esa manera, el desastre humano en Irak irá en aumento y, desgraciadamente, tendrán que pasar años para que finalmente se conozca en todas sus dimensiones la magnitud de la tragedia Y mientras eso sucede, a las grandes potencias que se opusieron a la guerra unilateral de Estados Unidos y Gran Bretaña lo único que les preocupa es qué papel tendrán en la reconstrucción de Irak Como dijo Anguita, malditas sean las guerras, quienes las hacen y, añadiríamos, quienes tampoco hacen algo para evitarlas y se convierten en cómplices

Comentarios