Los menores carecen de voz en la esfera política: HRW

jueves, 1 de mayo de 2003
México, D F (apro)- Sólo los esfuerzos concertados entre los gobiernos y la sociedad civil pueden terminar eficazmente con el abuso y la explotación de los niños Debemos cumplir nuestras promesas y satisfacer los derechos básicos de los niños, advierte Human Rights Watch (HRW) En muchos países en todo el mundo, sostiene el organismo internacional defensor de los derechos humanos, los niños constituyen más de la mitad de la población Sin embargo, no están a salvo en ningún sitio Se perpetran abusos que amenazan sus vidas en las calles, lugares de trabajo, instituciones y zonas de combate Aunque subraya que casi todos los países del mundo han ratificado la Convención sobre los Derechos del Niño y muchos han dado pasos concretos y significativos para terminar con el abuso a los menores, las promesas de la convención siguen siendo huecas, y las agresiones que soportan todos los días contradicen los compromisos hechos por sus gobiernos Para HRW, la convención presenta un reto para todos los gobiernos del mundo Lo obliga a dar todos los pasos necesarios para asegurar que los derechos de los niños no sean sólo un concepto abstracto sino una realidad concreta para sus ciudadanos más jóvenes En este sentido, añade que el papel de los ciudadanos y las organizaciones no gubernamentales no es menos importante Los niños carecen con demasiada frecuencia de voz en la esfera política, y necesitan defensores que les representen Los ciudadanos y las organizaciones pueden también ayudar a despertar la conciencia de la sociedad civil sobre los terribles abusos a los niños y unirse a coaliciones para emprender acciones constructivas En la evaluación de los derechos del niño con motivo del décimo aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, Human Rights Watch puso en claro las promesas rotas Y aunque HRW se ha ocupado del asunto del trabajo infantil en áreas donde los abusos a los derechos son claros y graves, señala que corresponde a la OIT la nueva definición sobre las peores formas de trabajo “Nos hemos ocupado del trabajo infantil forzoso en la India y Pakistán, el uso de niños como soldados en conflictos armados de todo el mundo y su empleo como criados domésticos internos en Sri Lanka En todo momento, Human Rights Watch ha hecho hincapié en la importancia de proporcionarles educación y rehabilitación”, apunta Igualmente, destaca que la importancia de proporcionar una educación primaria obligatoria y gratuita no puede ser subestimada en la lucha por acabar con la explotación económica de los niños Las razones son simples: la educación abre todo un futuro para el niño, ofreciéndole la oportunidad de mejor salud, seguridad y mayores posibilidades económicas, así como un completo disfrute de sus derechos Por ello, HRW recomienda que los gobiernos deben ratificar y aplicar inmediatamente el Convenio 182 de la Organización Internacional del Trabajo sobre las peores formas de empleo Al adoptar las medidas para eliminar las prácticas abusivas de trabajo infantil, los gobiernos deben prestar especial atención a la necesidad de proporcionar asistencia educativa, profesional y de otro tipo a los niños apartados del colectivo de trabajadores y sus familias Estos niños nunca deben ser tratados como delincuentes, sino como víctimas de prácticas abusivas de trabajo infantil, puntualiza 30/04/03

Comentarios