No hay nada que celebrar el 1 de mayo, se quejan obreros

jueves, 1 de mayo de 2003
México, D F- Unas horas antes de que comenzara la celebración del 1 de mayo, con una megamarcha del monumento a la Revolución al Zócalo capitalino, en una acción realizada año con año, lo que la ha convertido en una tradición, dirigentes sindicales dijeron que los obreros no tienen qué festejar, pues todavía no se han cumplido sus demandas laborales El dirigente de la Alianza de Tranviarios, Benito Bahena, comentó que la cúpula obrera llega al 1 de mayo fracturada, debilitada y con una reforma laboral a cuestas Los líderes sindicales se han alejado de sus agremiados gracias a la tutela brindada por el Estado Y lo que hace evidente esto es que los mismos dirigentes de los sindicatos y que llevan más de 40 años en el poder simulan defender a la clase trabajadora, dijo y puso como ejemplo a Leonardo Rodríguez Alcaine, heredero del finado Fidel Velásquez, quien murió estando al frente del Congreso del Trabajo (CT) y la Confederación de Trabajadores de México (CTM) El dirigente sindical confió en que sus protestas servirán para mejorar el nivel de vida de la clase obrera, pese a la situación económica, política y social del país, la cual, añadió, esta sujeta a otros factores externos El presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), Agustín Rodríguez Fuentes, consideró que el 1 de mayo tiene un reto que es probar la unidad de la clase trabajadora ante la gran pérdida de empleos que se agudizó durante la administración de Vicente Fox Y es que datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en lo que va de este sexenio se han perdido 328 mil empleos en diversas ramas y el poder adquisitivo se ha recuperado sólo en 13 por ciento Esta cifra contrasta con la demanda de empleo en México que asciende a un millón 200 empleos 30/04/01

Comentarios