Las elecciones limpias "llegaron para quedarse": IFE

lunes, 12 de mayo de 2003
*Identifican a presunto vendedor de padrón electoral: se trata de un extrabajador del Renapo de nombre Juan Lemus México, D F- A pesar de que el IFE aún no ha podido aclarar el financiamiento de la campaña electoral de Vicente Fox del año 2000 lo cual influyó en la equidad y limpieza del proceso electoral de ese año, José Woldenberg, presidente del Instituto Federal Electoral, insistió hoy en que “las elecciones limpias han llegado para quedarse” Para el consejero presidente del instituto, la emisión de las boletas electorales y los candados con que cuentan, representa uno de los eslabones que dan limpieza a los procesos electorales Hecho que por cierto, dejó de ser cuestionado desde la elección presidencial de 1994 ya que a partir de dichos comicios se implementaron una serie de sellos de seguridad en las boletas para evitar que fueran falsificadas o robadas La elección presidencial de 2000 ha sido una de las más cuestionadas en México, con excepción de la de 1988 Y un ejemplo es que a tres años de haber ocurrido, el IFE aún no ha podido establecer ni ha contado con todos los elementos para definir la limpieza de dicho proceso electoral, a pesar de que en la prensa han aparecido innumerables indicios e incluso confesiones de quienes participaron en ella, de haber incurrido en ilícitos Sin embargo, José Woldenberg dijo hoy, al arrancar la impresión de 67 millones y medio de boletas que se utilizarán el próximo 6 de julio que “están dadas las condiciones para que el voto cuente y se respete, para que el sistema democrático mexicano vuelva a acreditar su arraigo y su valía” Y sentenció: “Seguramente, el 6 de julio el país volverá a vivir una auténtica fiesta cívica En México las elecciones limpias han llegado para quedarse” Para Woldenberg, “las boletas son un instrumento indispensable para que se ejerza el voto, pero son también un candado adicional de seguridad que garantiza la limpieza de las elecciones” Además de las boletas, los Talleres Gráficos de la Nación, que desde 1991 ha impreso todos los instrumentos electorales que se utilizan en los comicios, elaborará 527 mil 670 actas electorales y 2 millones y medio de documentos de apoyo complementarios Entre las medidas de seguridad que contendrán las boletas está: el talón con número de folio consecutivo por distrito, el nombre de cada municipio y el “nulo pantográfico” que consiste en una leyenda oculta que aparece si se llegan a fotocopiar las boletas Además, tendrán por vez primera, una plantilla “braille” para permitir el voto de los ciudadanos ciegos Se le incluirá también una marca de agua, fibras ópticas visibles e invisibles, una pantalla de fondo tenue con el escudo nacional, la fecha de la elección y una micro impresión invisible que sólo puede ser leída con un instrumento especial denominado cuenta hilos Con todas estas medidas de seguridad “sofisticadas” como les llamó Woldenberg y que son “un ejemplo de pulcritud”, se asegurará el respeto a la voluntad ciudadana que acude a las urnas Las boletas serán distribuidas entre las 121 mil casillas que se instalarán para que puedan votar 64 millones 713 mil 435 ciudadanos que tienen credencial para votar y aparecen en la lista nominal con fotografía Los talleres gráficos son custodiados por miembros del Ejército para evitar cualquier contratiempo Al término del banderazo para la impresión, Woldenberg se refirió a la documentación bancaria relacionada con las cuentas de Lino Korrodi, Carlota Robinson Kauachi y otros que participaron en el financiamiento para Amigos de Fox, la cual deberá ser entregada el lunes en su totalidad por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores Dijo que se clasificará la información para luego emitir un fallo el cual no garantizó se pudiera dar antes del 6 de julio Al acto acudió el secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda, quien aclaró que fue durante el último periodo de su antecesor en la dependencia, Diódoro Carrasco, cuando el Registro Nacional de Población participó en la sustracción de datos del padrón electoral y que fueron comprados por una firma de abogados a un presunto empleado del Renapo, Juan Lemus La firma mexicana vendió después la base de datos de 1999 a una empresa norteamericana llamada Choice Point Entre tanto, la encargada de la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales, María de los Ángeles Fromow, dijo que Juan Lemus no es el único sospechoso en la obtención y venta de la base de datos del padrón electoral 12/05/03

Comentarios