Reciben decenas de miles al ayatola Hakim en Irak

lunes, 12 de mayo de 2003
Tras 23 años de exilio, el dirigente chiita Mamad Baqer Hakim regresó a la ciudad santa de Najaf, en Irak, donde decenas de miles de personas lo recibieron para celebrar su regreso Los autos en que viajaban el líder y sus colaboradores fueron recibidos sorpresivamente por sus partidarios y en el camino se decapitaron corderos que se colocaban en la ciudad santa, donde nació el dirigente religioso La gente gritaba: “Sí, sí, a Hakim; abajo Saddam Hussein”, al paso del cortejo que se dirigía al mausoleo de Alí, el primer imán de los chiitas Colaboradores de Hakim distribuyeron entre la multitud, compuesta principalmente de hombres, unos panfletos en los que se indicaba que el ayatola regresa a Irak con el fin de “construir un Irak islámico”, lo cual contraviene a los intereses de Estados Unidos de establecer un gobierno “democrático”, que no se parezca en nada al régimen islámico que gobierna a Irán Antes el líder religioso estuvo en la ciudad sureña de Basora, donde también fue aclamado por multitudes Ahí, sin mencionar a Estados Unidos, declaró que "el pueblo iraquí es capaz de construir una nueva Irak sin ayuda de otro país" y proclamó "deben dejar Irak a los iraquíes" Hakim es uno de los más importantes líderes chiitas, fracción musulmana que durante el régimen de Hussein fue relegada y oprimida, pese a que representa 60 por ciento de la población total del país árabe 12/05/03

Comentarios