En obras de Pemex se favorece a compañías extranjeras

sábado, 17 de mayo de 2003
* Destacan empresarios mexicanos contradicciones en propuestas de Fox México, D F (apro)- Con un modelo de ley de obra pública bien estructurado –ya fue aprobado por la Cámara de Diputados–, Petróleos Mexicanos (Pemex) se apresta a licitar importantes obras, cuyos principales beneficiarios serían empresas y grupos extranjeros, particularmente norteamericanos Hace un mes, empresarios mexicanos agrupados en la Asociación Mexicana de Constructores de la Industria Petrolera AC, acudieron al Senado de la República para dialogar con legisladores sobre las desventajas que enfrentarían si se aprobara la nueva Ley de Obras Públicas Ese día –15 de abril– estaba programada una sesión entre senadores de la Comisión de Energía para aprobar la nueva ley Escasas dos horas antes, los empresarios, encabezados por Raúl Escalante, arribaron al Senado y sostuvieron una reunión con los legisladores del ramo Luego de una amplia explicación sobre las irregularidades del proyecto de ley que envió el presidente Vicente Fox, los senadores, encabezados por Manuel Bartlett, se opusieron a aprobar la ley, y a esa causa se sumó el PRD y el senador panista Diego Fernández de Cevallos La inconformidad de los empresarios mexicanos surgió a raíz de que Pemex anunció que proyecta construir 47 plataformas petroleras en la Sonda de Campeche, dos de ellas formarían parte del Proyecto Cantarell, que lleva al menos cuatro años de retraso Sin embargo, dos de esos contratos ya fueron ganados por una empresa norteamericana y otra española, dejando fuera a las compañías mexicanas que concursaron Y es que no obstante el fracaso de los esquemas de contrato, como el llamado Llave en Mano –que fracasó en Cadereyta y generó corrupción–, el esquema planteado por Pemex es exactamente el mismo, con un elemento adicional: que a todas las empresas que pretenden concursar, Pemex les exige como requisito tener experiencia internacional El esquema Llave en Mano, según expertos consultados, fracasó en Cadereyta debido a que Pemex dejó toda la obra, incluido el financiamiento, en manos de los constructores Cinco años después, Pemex fue demandada por las compañías Siemens, Tribasa y Sunkyon Ingeniery, por un monto de mil 200 millones de dólares Pemex, a su vez, contrademandó para que estas compañías le devuelvan 900 millones de dólares que pagó de más Este asunto está por llegar a un tribunal internacional La Asociación Mexicana de Constructores de la Industria Petrolera señala que no existe coherencia entre el discurso del presidente Vicente Fox y los hechos, pues mientras por un lado afirma que serán beneficiadas las empresas mexicanas, por el otro diseña un proyecto de ley de obra pública con tendencias a favorecer a las compañías norteamericanas De acuerdo con Escalante, con las dos plataformas que se construirán en España, en México se dejaron de aperturar unos 3 mil empleos No sólo eso: no habrá derrama fiscal ni se reactivará la economía regional para combatir la pobreza, como viene sosteniendo el presidente El contrato que ganó la empresa norteamericana Constructora Bay de México, cuyos dueños –afirma –son estadunidenses, tampoco permitirá que haya derramas en México Por ello, la asociación de constructores le pide al presidente Fox que “haya equidad” en la asignación de los contratos, pues los empresarios mexicanos han construido 160 de las 184 plataformas que operan en Pemex Escalante concluye que este y los anteriores gobiernos siempre han tenido la tendencia a favorecer a los extranjeros, principalmente a los norteamericanos Y pone un ejemplo: en este momento, 80 por ciento de los contratos más importantes en la industria petrolera está en manos de extranjeros19/05/03

Comentarios