Diez meses de prisión a mexicano que laboró en la Casa Blanca

viernes, 2 de mayo de 2003
El indocumentado mexicano Salvador Martínez González, que con documentos falsos logró entrar a Estados Unidos e incluso trabajar en la Casa Blanca y fotografiarse con el entonces presidente William Clinton, fue condenado a diez meses de prisión por el empleo de papeles oficiales apócrifos para su ingreso y estancia en ese país Martínez González fue detenido el pasado 2 de diciembre cuando viajó a la frontera de Laredo, Texas, para ver a su madre, que buscaba un permiso para viajar a territorio norteamericano Sin embargo, ante la tardanza de su progenitora caminó hacia el puente internacional donde fue detenido por inspectores de inmigración El indocumentado les dijo que era de Puerto Rico, pero no supo responder a preguntas sobre la geografía de esa nación Dejando en evidencia las grandes fallas de seguridad en la Casa Blanca, Martínez González relató cómo llegó a laborar ahí en varias ocasiones a través de la empresa HDO Products, que proporcionaba sillas, mesas y toldos para los eventos que se realizaban en los jardines de la casa presidencial estadunidense “Yo colocaba los toldos En un principio, usé mi nombre, pero luego usé el otro nombre por seis meses”, relató ante el juez federal Keith P Elison Martínez González reconoció la compra de documentos falsos en el estado de San Luis Potosí Su confesión le valió que el magistrado --que pudo dictarle una pena de hasta diez años de prisión-- tomara como atenuante su honestidad al reconocer su ilícito y le dictó diez meses de cárcel 02/05/03

Comentarios