Más muertos y violentas protestas tras sismo en Turquía

viernes, 2 de mayo de 2003
Luego de que un fuerte sismo de 6 4 grados en la escala abierta de Richter sacudió el jueves la ciudad de Bingol, en Turquía, la lista de muertos se ha incrementado al igual que las protestas por la falta de ayuda Según cifras oficiales, ya son 118 los muertos de los cuales, 47 murieron en el dormitorio de una escuela situada en Celtiksuyu a la que acudían menores de escasos recursos y de entre siete y 16 años; 117 niños fueron rescatados con vida, mientras que cerca de 40 todavía permanecen bajo los escombros, reduciéndose cada vez más la posibilidad de encontrarlos con vida La cifra de heridos asciende a 503 y a cada hora crece más Ante la incapacidad de las autoridades de ofrecer ayuda a quienes todavía se encuentran atrapados y a los damnificados, los pobladores –la mayoría kurdos-- convirtieron la plaza frente al edificio del gobernador de Bingol, Huseyn Avni Cos, en un campo de batalla Durante varios minutos, la policía hizo disparos de advertencia a los enardecidos pobladores que respondieron con una lluvia de piedras contra patrullas y escaparates Los inconformes protestaban también porque el sismo derrumbó sus casas y el gobierno no les ha proporcionado tiendas de campaña, agua ni alimentos La multitud exigía la renuncia del gobernador e intentó entrar a sus oficinas pero fueron repelidos Varios manifestantes resultaron heridos por una furgoneta de la policía que pasó a toda marcha a través de la masa humana Al menos cinco policías y tres periodistas resultaron lesionados y varias personas fueron detenidas, informó el gobernante Policías con ametralladoras pesadas, montadas en vehículos blindados patrullaron las calles, mientras los enfrentamientos se extendían a las vías laterales donde jóvenes kurdos apedreaban los vehículos policíacos Miles de paramilitares armados con fusiles fueron llamados como refuerzos Entre tanto, los equipos de socorro continuaban sus esfuerzos por rescatar a las decenas de niños que quedaron sepultados bajo los escombros Los perros rastreadores y equipos electrónicos que llevaron al dormitorio de la escuela donde dormían los menores al momento del sismo, no detectaban señales de vida, sin embargo, la búsqueda continuaba Se dijo que eran pocas las probabilidades de encontrar con vida a los 36 infantes todavía desaparecidos por lo que los equipos de rescate empezaron a usar grúas y equipos pesados para levantar escombros 02/05/03

Comentarios