"Intencional", el asesinato de Posadas Ocampo: Romero Apis

viernes, 23 de mayo de 2003
México, D F- Independientemente de que el crimen del cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo --en mayo de 1993-- haya sido producto de una confusión o un complot, es claro que “fue intencional”, por lo que los responsables deben pagarlo, demandó el presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, José Elías Romero Apis El legislador priista señaló que un homicidio intencional puede ser producto de una confusión, pues alguien con toda la intención puede matar a alguien y equivocarse de sujeto En ese sentido, el también exsubprocurador general de la República, puntualizó que el cardenal Posadas Ocampo “pudo ser asesinado por miles de causas: porque ahí estaba, porque los reconoció, porque lo confundieron, pero definitivamente da la impresión de haber sido intencional” Por otro lado, desestimó el intercambio de acusaciones entre el exprocurador general Jorge Carpizo McGregor y el cardenal Juan Sandoval Íñiguez, toda vez que ninguno de ellos tienen la responsabilidad de la investigación del asesinato ocurrido en el aeropuerto de Guadalajara el 24 de mayo de 1993 En ese sentido, consideró afortunado que el actual titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Rafael Macedo de la Concha, no haya entrado en la controversia de las dos tesis que se mantienen sobre el crimen –la oficial, de la confusión, y la del complot, apoyada por la jerarquía católica y otros sectores Romero Apis confió en el trabajo que hasta ahora ha realizado el procurador en este caso y consideró que no debe ponerse en tela de juicio las investigaciones que se realizan en torno a éste Así mismo, advirtió que habrá que mantenerse al tanto de la denuncia que Carpizo presentó ante la PGR en contra de Sandoval Íñiguez y un empresario relacionado con el clero, pues se trata de acusaciones graves Entre tanto, el vicecoordinador de la fracción perredista en la Cámara baja, Gregorio Urías, sostuvo que desde que se estableció la tesis de que el asesinato del cardenal fue por una confusión se dudó de esta versión “Queda la duda de si en efecto hubo un enfrentamiento a balazos entre sicarios de bandas rivales o si un tercer grupo aprovechó la confusión generalizada para cometer el crimen o si ese homicidio fue urdido por representantes del Estado”, explicó Además, señaló, la versión de Carpizo que defiende la tesis de la confusión como la razón del crimen, se contradice toda vez que en ella se señala que fueron narcotraficantes los asesinos de Posadas y el exfuncionario dio carpetazo sin proceder contra esos grupos como correspondía a sus funciones como procurador Esas irregularidades hacen pensar al legislador que la muerte de Posadas Ocampo está relacionada con la “vieja y subrepticia” relación entre el Estado y las bandas de narcotráfico, por lo que confió en que por bien del país se esclarezca el caso lo más pronto posible 23/05/03

Comentarios