Clandestinidad, el mayor riesgo de la prostitución infantil

sábado, 24 de mayo de 2003
Acapulco, Gro , (apro)- La prostitución infantil en Acapulco, se ha convertido en una “actividad que ha pasado de la exhibición evidente al clandestinaje que pone en riesgo a un número indeterminado de menores”, aseguró Oscar Martínez Jaimes, director operativo del DIF y colaborador de Elena Azaola en la elaboración del estudio “Infancia Robada”, patrocinado por la UNICEF Durante el encuentro de representantes de organismos federales, estatales y municipales de atención a la infancia con la encargada del Programa de Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la Organización Internacional del Trabajo (IPEC-OIT), Igone Guerra Gurrutzaga, Martínez Jaimes aclaró que el fenómeno de la explotación sexual a menores ha ido evolucionando, “de modo que de ser una actividad clandestina se ha vuelto cada vez más clandestina, de ahí la imposibilidad de cuantificar el número de menores afectados” En funcionario municipal respondió así a la afirmación del director de Asuntos Jurídicos y Atención a la Infancia del DIF--Guerrero, Martín Castañeda López, quien dijo que en un estudio de esa dependencia estatal no se localizaron los mil niños víctimas de explotación que, según el informe de la UNICEF, hay en Acapulco Martínez Jaimes explicó que en el año 2000 cuando se realizó la investigación encabezada por Azaola, “la oferta de niños se hacía en la vía pública y en la playa, pero ahora se realiza en bares gay, table dance, cantinas y a través de negocios conocidos como masajes; en todos estos sitios se ofrece a menores de edad, que hoy en día cotizan más sus servicios que hace tres años” El psicólogo, especialista en tratamiento de niños de la calle, abandonados y maltratados, destacó que en el 2000 recorrió calles y negocios donde se prostituía a menores, al encontrar parámetros similares: “Hicimos una estimación de acuerdo con el número de giros rojos con las características de aquellos donde los menores son explotados sexualmente” Ahora, la situación se agrava más, añadió, “con la proliferación de casas de citas que cambian de domicilio cada dos semanas, por lo que urge que la Policía Federal Preventiva y la PGR realicen una investigación a fondo” Durante el último encuentro con Guerra Gurrutzaga, se revelaron las limitaciones de los organismos estatales y municipales encargados de atención a menores en riesgo de la explotación infantil El coordinador el Programa de Combate a la Pornografía y Prostitución Infantil del DIF--Guerrero, Miguel López Sotelo, expuso que han identificado a 200 niños vulnerables a estos delitos en las playas de Caleta y Caletilla “Son niños que entre los días viernes, sábado y domingo llegan de las colonias suburbanas de Acapulco a trabajar como vendedores ambulantes, y son víctimas de abuso por parte de policías municipales cuando intentan quitarles su mercancía”, afirmó el funcionario Aseguró que esa oficina tiene detectados 62 puntos de encuentro, entre los que están terminales de autobuses, mercados, centros comerciales y el muelle de desembarque de navíos cargueros y cruceros, además de cantinas Para combatir los delitos contra menores, dijo que la coordinación a su cargo integró 16 comités de apoyo a la infancia, formados por taxistas, boleros, comerciantes y líderes comunitarios, cuya función es informarse de niños y sus familias que se prostituyen: “Cuando nos los señalan acudimos con ellos para convencerlos de que dejen la actividad, y tratamos de que sus familias los integren nuevamente, pero generalmente a los tres meses de que hablamos con ellos regresan a prostituirse” López Sotelo afirmó que el 70 por cientos de los niños que se prostituyen en tres de los sitios más comunes de Acapulco son de otros estados de la república y de municipios de la entidad 23/05/03

Comentarios