Petróleo: Inseguridad y deterioro ambiental

domingo, 25 de mayo de 2003
* Acarrea prostitución y delincuencia: Oilwatch San Cristóbal de las Casas, Chis (apro)- El petróleo no es garantía de riqueza y poder, al contrario, donde quiera que haya este recurso energético; no habrá paz, sino inseguridad, destrucción al medio ambiente y otros males sociales, como la prostitución y la delincuencia, menciona Esperanza Martínez, miembro del organismo no gubernamental latinoamericano Oilwatch, con sede en Quito, Ecuador Luego de su participación en el Primer Encuentro Hemisférico frente a la Militarización, la activista de Oilwatch desglosa la situación del petróleo en América Latina y otras partes del mundo, quiénes la controlan y cómo Oilwatch es una red de resistencia a las actividades petroleras en los países tropicales, dice Martínez, y nació inspirada en la necesidad de desarrollar estrategias globales de las comunidades afectadas por actividad petrolera, y de apoyar los procesos de resistencia de los pueblos que no quieren ver sus territorios afectados, trabajar por la sustentabilidad y los derechos colectivos “Entre las funciones de la red están el intercambio de información sobre las operaciones de las compañías petroleras en cada país, sus prácticas de operación y los distintos movimientos de resistencia y campañas internacionales contra compañías específicas”, dice Martínez en entrevista Dice Martínez que este recurso estratégico se ha convertido en un arma de destrucción masiva, pues provoca modificaciones ambientales que generan efectos a largo plazo sobre los Estados y el planeta en su conjunto, como el cambio climático, y es la causa de la mayoría de guerras del siglo XX y de lo que va del XXI El petróleo y el gas son las principales fuentes energéticas en el planeta, moviliza la industria, la petroquímica, la agricultura, las ciudades, el transporte, y la civilización occidental está construida sobre la base energética de los combustibles fósiles, dice la representante del organismo que, en febrero de 1996, realizó su reunión constitutiva en Quito, Ecuador, con la asistencia de 15 organizaciones de Nigeria, Sudáfrica, Camerún, Gabón, Tailandia, Sri Lanka, Timor Oriental, México, Guatemala, Perú, Colombia, y Brasil En el contexto actual, dice Esperanza Martínez, es Estados Unidos el que más necesita asegurar el acceso y el control sobre nuevas reservas para mantener la sociedad de consumo que sustenta su economía, pero ve también que la mayor cantidad de reservas se encuentra en Medio Oriente Según monitoreos de Oilwatch, las regiones que tienen la mayor cantidad de petróleo son Venezuela, Siberia occidental, el Golfo de México, el Mar del Norte, la parte norte del mar Caspio y el Golfo de Guinea Agrega Martínez que Oilwatch sabe de la existencia de alrededor de 30 mil (otras cifras hablan de 40 mil) yacimientos alrededor del mundo, sin embargo, 80 por ciento del crudo proviene de los yacimientos gigantes o supergigantes, que son pocos Menciona que 60 por ciento de las reservas se encuentran en el uno por ciento de esos yacimientos Tan sólo Gawar, campo de Arabia Saudita (el yacimiento más grande del mundo) contiene 15 mil millones de toneladas de petróleo De los 26 yacimientos ‘supergigantes’, diez están en el Medio Oriente, ocho en la exUnión Soviética; uno en los Países Bajos; uno más en Venezuela; otro en México y “se cree que hay uno en Alaska” Recuerda Esperanza Martínez que en la década de los setenta, cuando la OPEP impuso sus precios, las grandes empresas perdieron el control del recurso petrolero, se dieron muchos procesos de nacionalización, “que ahora intentan revertir, ya sea con procesos de privatización o con la intervención militar” De las 20 principales empresas que controlan el petróleo en el mundo, 13 son estatales y sólo siete son del sector privado; “la manipulación de la información ha hecho creer a muchos que las empresas privadas tienen actualmente preponderancia en la producción mundial de petróleo” A través de la fusión, o de la compra, se han llegado a constituir los gigantes petroleros como Exxon-Mobil, BP-Amoco-Arco, Total-Fina-Elf, Chevron-Texaco, Repsol-YPF y Conoco-Petrocanadá Estas empresas privadas, para poder tener control de sus campos de explotación y exploración, contratan "servicios de seguridad" de las fuerzas militares nacionales o invierten en la creación y financiamiento de grupos armados, ejemplo de ello es la petrolera BP y Occidental en Colombia, o Mobil en Indonesia En varios países afectados por la violencia, particularmente en Nigeria, Birmania, Colombia y Sudán, varias empresas petroleras han sido acusadas de financiar grupos armados; entre ellas figuran Shell, Chevron, Exxon, Conoco, Texaco, Total, Agip, Unocal Dice que “en varios de estos casos, existen ya juicios en los países de origen de estas empresas por violación a los derechos humanos” Señala que en todas las fases se crean condiciones de humillación y destrucción, tanto a nivel local como global, esto ha sembrado de conflictividad a estas regiones, en donde se ha intentado callar la voz de la gente con represión La prostitución y la delincuencia son problemas comunes en las zonas petroleras, denuncia Martínez Además, tras el monitoreo permanente de Oilwatch, se ha llegado a observar que la presencia de empresas petroleras ha contribuido a exacerbar diferentes tipos de conflictos: interétnicos, territoriales, religiosos, políticos, en las regiones del mundo y América Latina Indica que los conflictos interétnicos también son otra consecuencia, pues las empresas se convierten en una presencia determinante a favor o en rechazo de uno de los actores, por ejemplo, el caso del pueblo aceh, en Indonesia, o los ogoni en Nigeria, o del pueblo kurdo, en cuyo territorio se encuentran los principales yacimientos petroleros de Irak Inclusive conflictos de carácter religioso, como en Sudán, entre musulmanes y cristianos, se ha visto exacerbado por la presencia de reservas petrolera en el sur del país “Donde está el petróleo hay guerra, violencia permanente, violación a los derechos humanos, contaminación del medio ambiente, degradación del aire y la tierra y destrucción”, dice Martínez Las guerras del siglo XX y principios del XXI se han alimentado del petróleo y, en la mayoría de los casos, el crudo ha sido la causa del conflicto En América Latina dice que ha habido por lo menos dos guerras que, en la década de los 40, estuvieron relacionadas con el petróleo: la del Chaco, donde Paraguay perdió una porción del país con importantes yacimientos petroleros, y la de Ecuador-Perú En los ochenta, la guerra civil que azotó a Guatemala se centró en el Ixcán, zona en donde al momento se exploran reservas petroleras, luego de que la población indígena fuera obligada a desplazarse El caso más reciente es el del Plan Colombia que tiene, entre otros objetivos, controlar la producción petrolera en ese país Para Esperanza Martínez, el Plan Colombia se ha centrado en la región del Putumayo, donde si bien la producción petrolera no es muy importante, las nuevas licitaciones nos insinúan que las reservas podrían ser mayores que las conocidas “Dentro del Plan Colombia hay un importante fondo para protección del oleoducto de occidental en Caño Limón” El problema en Colombia es el continuo sabotaje que sufre la infraestructura petrolera por parte de los ejércitos irregulares existentes en ese país, lo que significa, para la industria, importantes pérdidas económicas Con el Plan Colombia, Estados Unidos estaría controlando la producción petrolera de los cinco países andino-amazónicos, todos productores de petróleo y gas “No es gratuito que siendo candidato a la presidencia estadunidense, George Bush mirase esta región y advirtiera que ‘muchas democracias están en peligro’, refiriéndose a Colombia, Venezuela, Ecuador y Perú Entonces creíamos que advertía de un peligro Hoy nos damos cuenta que el peligro es él y la tenencia de gas o petróleo en nuestros territorios”, dice Martínez Y para concluir, advierte que “el conflicto de Chiapas no deja de tener un hilo directo con la voracidad estadunidense para que se perforen los pozos petroleros de esa región, que parecen ser de una gran riqueza” 26/05/03

Comentarios