Beneficia a universidades la Ley de Transparencia

sábado, 31 de mayo de 2003
México, D F (apro)- Ante los cuestionamientos sobre la calidad de las universidades públicas, la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental “será un instrumento magnífico para demostrar el trabajo insustituible que éstas realizan en docencia e investigación”, dijo Alberto Begné, secretario ejecutivo del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública, (IFAI) Al participar en la mesa redonda “Acceso a la información en las universidades públicas”, en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Begné dijo que es factible que esa legislación “impulse un mayor intercambio de conocimientos y experiencias entre las instituciones de educación públicas del país “Hay mecanismos que, desde hace años, propician el contacto entre instituciones, pero el acercamiento debe ser total No hay que poner límites al conocimiento, menos en un país con las carencias del nuestro”, añadió Puso como ejemplo el caso de la UNAM, donde “los límites están planteados en el acuerdo expedido por el rector Juan Ramón de la Fuente el 17 de marzo anterior, que establece para la regulación de esa ley en el ámbito de esta institución, que los procesos de investigación aún no concluidos, no se pueden hacer públicos” Explicó: “Sería riesgoso que una investigación en materia de salud, por ejemplo, aún no terminada, sin tener la certeza de que los resultados sean confiables y aplicables, se hiciera pública, alguien la utilizara de modo indebido y pudiera dañar la salud de personas” Por ello, dijo, “la reserva sobre las investigaciones es pertinente No obstante, en ese acuerdo queda claro que, cuando concluya cualquier estudio, en ese momento adquiere el carácter de información pública y, por tanto, su acceso es universal” Afirmó: “No puede existir mejor relación entre un derecho y una institución que la de ahora, entre el derecho de acceso a la información y la universidad pública “Las instituciones de educación pública, en especial la UNAM, se han caracterizado por su pluralidad, la divulgación del conocimiento que en ellas se genera, la diversidad social, y han sido, en consecuencia, casas abiertas y transparentes” Por otra parte, Begné dijo que, después de casi tres lustros de concentrar el proceso de cambio de la vida pública de México en materia comicial, a través de sucesivas reformas que garantizan procesos electorales legales, transparentes y equitativos, con esta ley “nuestro país empieza a vivir una segunda etapa de reformas democráticas” A su vez, Raúl Robles Segura, contralor de la UNAM, aseguró que esta casa de estudios “tiene la certidumbre de que, desde el próximo 13 de junio, cualquier interesado, miembro o no de la comunidad universitaria, podrá consultar la información que requiera sobre la institución, la cual será atendida en un tiempo razonable” Señaló que “la cultura de transparencia y rendición de cuentas en la UNAM es una tradición consagrada desde la Ley Orgánica de la institución, que data de 1945, y que se ha ido ampliando y ratificando en el curso de los años “El proceso interno de transparencia, de acceso a la información y de rendición de cuentas involucra, entre otras medidas, la aprobación del presupuesto anual y de los estados financieros por el pleno del Consejo Universitario”, expresó “Además, la universidad ha mostrado su interés en que los datos más relevantes de su información sean del conocimiento de toda la comunidad, de modo que la cuenta anual, una vez aprobada por el CU, se publica en la Gaceta UNAM y, como apertura hacia la sociedad en general, la cuenta y ciertos datos complementarios salen a la luz en los diarios de mayor circulación del país” Robles explicó que, al entrar en vigor la Ley de Fiscalización Superior, los representantes de la UNAM, por iniciativa propia, acudieron a la Cámara de Diputados para entregar la cuenta anual 2000 “Una consecuencia benéfica de esta medida, es que la UNAM fue una de las tres primeras instituciones de educación superior sujeta a una revisión directa por parte de dicho órgano”, indicó En su oportunidad, Salvador Valle Valle, coordinador de Acceso a la Información de la Universidad Autónoma de Sinaloa, dijo que, en una institución donde 85 por ciento de su presupuesto está financiado por la Federación y el resto por el gobierno estatal, “estamos poniendo a disposición de la sociedad toda la información, no sólo la que regula la ley estatal, sino también la federal” Afirmó: “Todo el proceso seguido coloca a esta institución para que el 13 de junio esté en condiciones de cumplir lo relativo a la ley federal” Aclaró que el proceso de transparencia en esa casa de estudios no se inició con la emisión de la Ley Estatal de Acceso a la Información “Por sus funciones sustantivas de docencia, investigación, difusión, extensión y vinculación, está en la naturaleza esencial de la universidad ser transparente y proporcionar información” 30/05/03

Comentarios