Censuran en Hidalgo multa a constructora por devastar área natural

sábado, 31 de mayo de 2003
Pachuca, Hgo (apro)- La Sociedad Ecologista Hidalguense (Sehi), consideró ridícula y fuera de contexto, la sanción de 167 mil pesos impuesta por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a la constructora Quma por la devastación de cerca de 10 hectáreas de una reserva natural Tras el ordenamiento de la dependencia que sólo sanciona económicamente, pero olvida la revocación del fraccionamiento Colinas de Plata y la replantación de las especies vegetales endémicas, el presidente de la organización, Marco Antonio Moreno Gaytán, precisó que todo es una “burla de las autoridades ambientales” La zona afectada, ubicada en el municipio de Mineral de la Reforma, está considerada una área natural protegida, según consigna un decreto de 1936, empero, fue adquirida irregularmente; más tarde se inició la edificación del complejo habitacional que ya fue totalmente concluido; además, las viviendas, se encuentran asentadas sobre líneas de conducción de combustible de Petróleos Mexicanos Pese a todo, el Instituto de Vivienda, Desarrollo Urbano y Asentamientos Humanos (Invidah), lo mismo que el Consejo Estatal de Ecología y la Semarnat, dieron su consentimiento para la obra Moreno Gaytán, censuró la parcialidad de las citadas dependencias, quienes “de rodillas” han permitido la destrucción del medio ambiente para beneficio de políticos locales, para lo cual ya hubo hasta sacrificios, como la salida de Deciderio Urtiz Magaña, de la titularidad de la delegación estatal de la Profepa Recordó el presidente de la Sehi que la primera sanción impuesta a Quma, fue la de rehabilitar 28 hectáreas en cualquier otra parte del estado y al mismo tiempo cuestionó: ¿Qué no era en el mismo lugar, donde se tenían que derribar las casas ya hechas, además de iniciar la replantación y pagar una sanción? Mencionó que la sanción actual, no es ni siquiera el valor de una vivienda, valuadas en 200 mil pesos, por lo que sentenció que para cometer este acto de ilegalidad, los constructores compraron el silencio y la complicidad de todas las dependencias “Lo peor del asunto es que el Congreso del estado, particularmente la Comisión de Ecología, no sabe lo que sucede en la entidad y sólo se dedican a hablar de la contaminación de Tula, olvidando el resto de problemas”, añadió Moreno Gaytán Dijo que como va el asunto, pese a la resistencia ciudadana, parece que quedará en el olvido, con un nuevo triunfo de la impunidad30/05/03

Comentarios