Pasa Inmigración a segundo plano en prioridades de Fox con EU

miércoles, 7 de mayo de 2003
*Aunque México "sigue buscando toda la enchilada”, cita Derbez a Castañeda Washington - La búsqueda de un acuerdo migratorio para regularizar el estatus de más de tres millones de mexicanos indocumentados que viven y trabajan en ese país pasó a segundo lugar en la lista de prioridades del presidente de México, Vicente Fox, sobre la relación con Estados Unidos “Después del 11 de septiembre (de 2001) quedo claro para todos que para todas y cada una de las naciones; en particular para México y Estados Unidos, la prioridad número uno es la lucha contra el terrorismo”, consideró el Secretario de Relaciones Exteriores del gobierno foxista, Luis Ernesto Derbez Ante académicos, empresarios y cabilderos que se dieron cita en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) de Washington, para escuchar a Derbez, el funcionario mexicano indicó que la prioridad de George W Bush, luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre a Nueva York y Washington, es también para Fox, en términos de la relación bilateral; desplazando del primer puesto al acuerdo migratorio “Fue un discurso hecho para complacer a los Estados Unidos, para romper el hielo por la decepción de Bush por la oposición de México a la guerra con Irak”, dijo a Proceso George Grayson, profesor de la Universidad William and Mary, y quien es, además, uno de los académicos más reconocidos en el área de la relación México-Estados Unidos Antes de pronunciar su discurso, Derbez, quien viajó a la capital estadunidense para intentar despertar el interés de Bush y el Capitolio por el tema migratorio, dijo que el gobierno mexicano había señalado como la máxima prioridad en la relación bilateral a la regularización del estatus migratorio de los trabajadores mexicanos indocumentados en la Unión Americana Desde los ataques terroristas del 11 de septiembre, Bush dejó en la congeladora al emplazamiento que días antes había hecho Fox: buscar un compromiso migratorio a través del cual en un plazo máximo de seis años se regularizaría el estatus de los mexicanos indocumentados y se otorgaría a México un programa de empleo temporal para que decenas de miles de trabajadores mexicanos pudieran ingresar legalmente a Estados Unidos a trabajar en los campos agrícolas Pese a que Bush siempre mostró interés en la reforma migratoria para buscar un acuerdo con México, el tema quedó todavía más enterrado desde octubre del año pasado, cuando el presidente de Estados Unidos empezó a preparar el terreno internacional para lanzar la guerra unilateral con Irak La oposición del gobierno mexicano al conflicto causó decepción a la Casa Blanca "No fue un error", acotó Derbez, respecto a la oposicion del gobierno foxista a la guerra unilateral de Bush en el Golfo Pérsico Derbez explicó que para fortalecer la lucha contra el terrorismo, el gobierno de México aumentara la cooperación en materia de seguridad fronteriza, para el flujo de personas y mercancías "El segundo aspecto importante, en la que están trabajando en distintos elementos los dos países, es sin ninguna duda comercio y migración La relación hemisférica", acotó Derbez Pese a que desplazó a la migración con el terrorismo, el canciller mexicano dijo que México "sigue buscando toda la enchilada" -como decía su antecesor Jorge G Castaneda al referirse al acuerdo migratorio-, sólo que "no queremos comérnosla de un solo bocado porque nos ahogamos", añadió Derbez, tras considerar que "en pedacitos" se podría concretar el compromiso 07/05/03

Comentarios