No conviene un peso sobre o subvaluado: SE

viernes, 9 de mayo de 2003
México, D F- Al país no le conviene tener un “superpeso”, un peso sobrevaluado o subvaluado ni una eventual revaluación del peso frente al dólar, pues el cambio en materia económica debe estar ligado a la ley de la oferta y la demanda y a la realidad comercial del país, consideró --en lenguaje cantinflesco--el secretario de Economía, Fernando Canales Clariond En su opinión “es importante que éste (el peso) se mantenga en un rango tal que permita continuar con los flujos de exportaciones del país, de los cuales dependen aproximadamente la tercera parte de los empleos en el sector formal de la economía” Al explicar las variantes que ha tenido el peso desde 1995, Canales comentó que la devaluación de ese año llevó a que el tipo de cambio de la moneda mexicana alcanzara niveles de 3 mil viejos pesos, pero desde 1998 se estabilizó en alrededor 85 pesos por dólar y desde entonces oscila entre los ocho y nueve pesos Esto motivó a que se le llamara “el superpeso” a la moneda nacional, pues se mantuvo estable por cuatro años Pero a partir de abril del 2002 comenzó a depreciarse la moneda nacional; en marzo de este año llegó al máximo y tras la ofensiva estadunidense a Irak alcanzó los 113 pesos por dólar Pero el anuncio del Banco de México de subastar la mitad de las reservas acumuladas provocó que el peso vuelva a apreciarse, explicó Canales Clariond 09/05/03

Comentarios