Presionan EU y GB para levantar sanciones a Irak

viernes, 9 de mayo de 2003
*Pretenden apoderarse de ingresos petroleros de Irak, al menos un año Este viernes inició la discusión en el Consejo de Seguridad de la ONU, en torno a la propuesta de Estados Unidos y Gran Bretaña, para poner fin a 12 años de sanciones contra Irak y tomar el control de los ingresos petroleros del país árabe que invadieron en marzo A pesar de que el gobierno norteamericano aseguró que el petróleo de Irak sería salvaguardado durante la guerra para ponerlo en manos de los iraquíes, el proyecto de resolución de los países aliados señala exactamente lo contrario Dicho proyecto de resolución --que se renovaría automáticamente en un año, salvo que el Consejo de Seguridad decida lo contrario—relega a las Naciones Unidas y otras instituciones internacionales a un papel de asesoría con escaso poder También, les entrega a Estados Unidos y Londres, el control de los ingresos petroleros por al menos un año Además, la propuesta elimina --en un término de cuatro meses--, el programa vigente de Petróleo por alimentos, para permitir que se concluyan algunos acuerdos ya aprobados, como los contratos con Rusia por mil 600 millones de dólares De hecho, los países de la coalición desean que la votación se realice el 3 de junio, día en que se debe renovar el programa que le da a la ONU el control sobre los ingresos petroleros iraquíes con los que en la actualidad se compran insumos de primera necesidad para los 26 millones de iraquíes que fueron empujados a la pobreza después de las sanciones impuestas contra el derrocado régimen de Saddam Hussein por su invasión a Kuwait en 1990 Aunque el proyecto de resolución no ha sido aprobado, en Bagdad –capital de Irak--, los administradores norteamericanos insistieron en que el embargo comercial sea levantado a la brevedad para ayudar a reactivar la “devastada” economía de Irak David Nummy, nombrado asesor del Ministerio de Finanzas iraquí por el organismo estadunidense a cargo de la reconstrucción del país árabe, atizó el peligro que se corre si no se aprueba el proyecto de resolución al señalar que si se cierran las fronteras de esa nación al comercio, la economía se paralizaría y los esfuerzos de restauración se verían obstaculizados, a la vez que la escasez de productos elevaría los precios Funcionarios del gobierno norteamericano prevén que Rusia, Francia, China y Alemania --que mantuvieron una oposición más enérgica a la invasión dentro del Consejo de Seguridad de la ONU, de 15 miembros--, ahora acepten el proyecto de resolución pues calculan que “tendrán poco entusiasmo” para otra tensa disputa Sin embargo, el texto podría sufrir enmiendas de París y Moscú que han expresado su interés de darle el control a las Naciones Unidas hasta que se establezca el nuevo gobierno iraquí, algo que ha sido rechazado de manera sistemática por Estados Unidos Al menos 16 resoluciones de la ONU, en la última década, han puesto esa condición para levantar las sanciones, pero el nuevo plan aliado no contiene ese requisito De no aprobarse el proyecto de resolución para levantar las sanciones, ninguna entidad iraquí, estadunidense o de la ONU, en Bagdad, tendría autoridad legal para exportar petróleo y recaudar ingresos para el pueblo iraquí 09/05/03

Comentarios