Pretenden demócratas obligar a Bush a pactar acuerdo migratorio

viernes, 9 de mayo de 2003
Washington (apro)- Ante la falta de interés del presidente George W Bush de concretar un acuerdo migratorio con México, y de la resignación del gobierno de Vicente Fox que ahora pasó a segundo plano el tema migratorio en la agenda de prioridades de la relación con Estados Unidos, se aprobó una enmienda en el Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes con la cual se obliga a Bush a cumplirle a México y a los más de tres millones de trabajadores mexicanos indocumentados que viven y trabajan desde hace años en Estados Unidos Encabezada y patrocinada por Bob Menéndez, presidente del Caucus Demócrata en la Cámara de Representantes, la enmienda (HR-1950) aprobada dentro del Acta de Autorización de Relaciones Exteriores de asuntos migratorios entre México y Estados Unidos, exige abordar las "realidades existentes en materia migratoria entre los dos países", y les pide a Bush y Fox concluir "lo más pronto posible" un "acuerdo comprensivo" que aborde los aspectos más importantes en materia migratoria "Pide al gobierno de Bush enviar lo más pronto posible al Congreso un proyecto de legislación que aliente nuevos y actualizados mecanismos para garantizar una migración digna, ordenada y segura", dice la enmienda La iniciativa de los demócratas se dio un día después de que el Secretario de Relaciones de México, Luis Ernesto Derbez, dijera en la misma capital estadunidense que la lucha contra el terrorismo es la "prioridad número uno" en la agenda de Fox para la relación bilateral con el gobierno de Bush Durante su visita de dos días a Washington, Derbez se reunió con varios legisladores estadunidenses, republicanos y demócratas pero no con Menéndez, de origen Cubano La enmienda sostiene que ya es tiempo de que Bush retome el asunto de un acuerdo migratorio con México, tomando en cuenta que hace dos años se quedó en el limbo como consecuencia de los ataques terroristas del martes 11 de septiembre de 2001 a Washington y Nueva York "Con regularidad el presidente (Bush) dice que él es un hombre de resultados, un reformador con resultados Esta enmienda le pide eso al presidente, que produzca verdaderos resultados en este asunto y que lo haga muy pronto", enfatizó Menéndez en una declaración por escrito que difundió su oficina de prensa De ser adoptada como la ley, la enmienda aprobada en el Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara baja "compaginaría a trabajadores dispuestos con empleadores dispuestos para servir a las necesidades sociales y económicas de ambos países, obligaría a que se respete la dignidad humana y derechos de los migrantes más allá de su estatus, a que se reconozca su contribución para enriquecer a las dos sociedades, y que se comparta la responsabilidad de garantizar que la migración se realice a través de canales seguros y legales" Esta iniciativa de los demócratas también se da como reacción a las recientes declaraciones de Dennis Hastert, líder republicano y presidente de la Cámara de Representantes, de que su bancada está buscando propuestas para restablecer el tema de la negociación migratoria Ambos partidos dejan ver que desean usar al tema migratorio con fines electoreros para obtener el voto de la comunidad hispana y, sobre todo, de los mexicano-estadunidenses, en los comicios federales del martes 2 de noviembre de 2004 "Lo que estamos haciendo es mantener sobre el fuego a los pies del gobierno (de Bush), le estamos pidiendo al presidente que cumpla con sus promesas y compromisos Les pedimos que actúen de buena fe con nuestros aliados mexicanos para mejorar nuestros países", acotó el legislador demócrata de Nueva Jersey La acción en el Capitolio pide que se concluya un "acuerdo comprensivo con el gobierno mexicano", aunque no define detalles sobre qué tipo de compromiso debe ser Días antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, Fox emplazó a Bush a concretar un acuerdo con el cual se pudiera regularizar el estatus migratorio de más de tres millones de trabajadores mexicanos indocumentados, además de crear un programa de empleo temporal para miles más que emigrarían de México para prestar sus servicios en los campos agrícolas estadunidenses Primero por la lucha contra el terrorismo y después por la oposición de México a la guerra contra Irak, en Washington se ha mencionado que el tema migratorio con no tiene futuro en el gobierno del actual presidente de Estados Unidos Sin embargo, Ari Fleischer el vocero de la Casa Blanca, afirmó este jueves que Bush y Fox "siempre han sido muy buenos amigos Hay una serie de asuntos que siguen pendientes y que son importantes Pero es como lo aborda el presidente (Bush)” Para convertirse en ley el mecanismo patrocinado por Menéndez, tendría que ser aprobado primero por el pleno de la Cámara de Representantes y del Senado, y posteriormente obtener la firma del presidente de Estados Unidos 08/05/03

Comentarios