Da Fox el banderazo de arranque al proyecto del tren suburbano

jueves, 12 de junio de 2003
México, D F (apro)- El presidente de la República, Vicente Fox, dio el banderazo para el inicio del proyecto de Ferrocarril Suburbano de la Zona Metropolitana del Valle de México, que en su primer tramo comunicará la estación Buenavista del Distrito Federal con el municipio mexiquense de Cuautitlán Sin dar costos de inversión ni tiempos para concluir obras, oficialmente se presentó el proyecto del ferrocarril suburbano que, en su totalidad, cuenta con tres sistemas, igual número de líneas troncales y ocho secundarias, las que abarcan un total de 2395 kilómetros de vías La primera etapa que inauguraron el presidente Fox, el gobernador mexiquense Arturo Montiel, y el jefe del gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, es la que va de la antigua estación de Buenavista al municipio de Cuautitlán Abarca 25 kilómetros y se prevé que dará servicio a 150 millones de pasajeros al año En la obra habrá inversión pública y privada, y se prevé que haya al menos seis estaciones: Fortuna, Tlanepantla, San Rafael, Lechería, Tultitlán y Cuautitlán En un tiempo aún no establecido, el proyecto prevé que de este último municipio el tren eléctrico se conecte hasta el municipio de Huehuetoca, recorriendo 77 kilómetros, y de ahí con Querétaro y, luego ya en el tren bala, hasta Guadalajara Las líneas secundarias del sistema número uno son Cuautitlán-Huehuetoca, con 21 kilómetros; la colonia San Rafael-Tacuba, con 10 kilómetros, y de Lechería a Jaltocan, con 21 kilómetros El segundo sistema con 375 kilómetros prevé el trayecto de Buenavista a Ecatepec y Naucalpan Las secundarias serían de Buenavista a Polanco, con 65 kilómetros; Ecatepec-Teotihuacan con 225, y Teotihuacan-Tecamac con 23, los cuales darían un total de 895 kilómetros El tercer sistema con 15 kilómetros iría de Buenavista a San Mateo, con líneas secundarias de Los Reyes-San Juan de Aragón con 25 kilómetros; Chalco-Texcoco con 33, lo que daría un total de 73 kilómetros En la firma del convenio de colaboración del primer tramo del sistema uno, el jefe del Ejecutivo señaló que “es un ejercicio republicano, es una muestra de la convergencia de esfuerzos institucionales y una expresión de las importantes transformaciones democráticas que vive nuestro país” Fox aseguró que el ferrocarril suburbano es un proyecto rentable porque combina inversión privada y pública: “Una parte de la aportación que hará el gobierno federal consiste, cediendo los derechos de uso de vía de las cuatro vías férreas ya existentes en este trayecto, aprovechar este derecho de vía, que permitirá disminuir, de manera considerable, los costos de inversión a realizar”, explicó Los tres gobiernos involucrados en el proyecto promovieron los estudios necesarios para aprovechar las vías férreas y los derechos de vía federales, que se hallan “subutilizados” El tren eléctrico en esta primer etapa espera recorrer la distancia de 25 kilómetros que hay de Cuautitlán a Buenavista, en un tiempo de 30 minutos Se estima que el proyecto tendrá una demanda inicial de unos 320 mil pasajeros diarios de cuatro municipios mexiquenses --Cuautitlán, Cuautitlán-Izcalli, Tultitlán y Tlalnepantla--, y de dos delegaciones del Distrito Federal --Azcapotzalco y Cuauhtémoc--; además beneficiará a una población estimada en 22 millones de habitantes y contribuirá así al desarrollo urbano ordenado de la zona norte de la ZMVM Según el gobierno federal, la línea Cuautitlán-Buenavista cuenta con ventajas importantes que permiten disminuir los costos de inversión, ya que dispone de cuatro vías paralelas, dos de ellas de altas especificaciones y electrificadas; cuenta con un avance importante en su confinamiento, y son prácticamente inexistentes los asentamientos humanos irregulares en el derecho de vía, además de que coincide con el principal corredor de transporte de pasajeros de la zona Este tramo del ferrocarril suburbano, en su estación Fortuna, puede interconectar con la estación Ferrería de la línea 6 del Metro, y en la estación Buenavista del ferrocarril, con las estaciones Buenavista de la línea B, así como con Revolución de la línea 2, e Hidalgo de la línea 3 del Metro El proyecto plantea un tiempo de recorrido de 30 minutos entre Cuautitlán y Buenavista, lo que aportará a la población un importante ahorro en tiempo de transporte, que actualmente es de aproximadamente 2 horas 40 minutos por viaje redondo, y ayudará a reducir la emisión de contaminantes, los embotellamientos vehiculares y el consumo excesivo de energéticos, al ser un sistema totalmente electrificado, según estimaciones oficiales 11/06/03

Comentarios