Marguerite Duras, la literatura de las sensaciones corporales

jueves, 12 de junio de 2003
México, D F (apro-cimac)- Insistente, determinada, y destructiva eran adjetivos que le calzaban en el cuerpo y la escritora Marguerite Duras, una de las pocas que al describir la intimidad hablaba de los calores y humedades que emanaban de los cuerpos de sus personajes Marguerite nació el cuatro de abril de 1914 en Gia Dinh, cerca de Saigón, en el sudeste asiático, entonces llamado Indochina Su padre, Henri Donnadieu, era un profesor de matemáticas que falleció cuando ella tenía cuatro años y su madre, una maestra que tuvo que arreglárselas para sacar adelante su familia de tres hijos (dos varones y una mujer) A los 18 años se traslada a París, se matricula en La Sorbona en la famosa Ecole Libre des Sciences Politiques y se licencia en Derecho, Matemáticas y Ciencias Políticas En 1939 se casa con Roberte Antelme, escritor del que se separa para volver a casarse tres años después con Dionys Mascolo, con quien tuvo un hijo En 1944 se publicó su segundo libro La Vida Tranquila, que no tuvo demasiada repercusión Por entonces, la escritora se movía entre un grupo de intelectuales muy selectos como Sartre, Simone de Beauvoir y colaboraba en la revista Les Temps Moderns En esta época publica su tercer libro Un Dique Contra el Pacífico (1950), que fue bien recibido por la crítica Allí la autora revive su infancia en Indochina, sus años de penuria económica y sordidez A esta altura, el alcohol ya es un compañero infaltable en su vida Pero eso no impide que sus textos sean de un rigor y una profundidad increíble A raíz de la Guerra de Liberación de Argelia contra la colonización francesa, la escritora, junto a otros intelectuales, firma el Manifiesto de los 121, invitando a los soldados franceses a desertar En 1944, se afilia al Partido Comunista Francés (PCF), el que abandonó 10 años después por la doble moral de sus principios ya que por un lado proclamaban la liberación colectiva, en la que está integrada la liberación individual y personal; y por el otro seguían manteniendo en sumisión a las mujeres, demás, de corruptos, y acosadores sexuales con sus camaradas femeninas En 1945, funda la editorial, La Cité Universell, junto a Robert, entonces su marido, del que un año mas tarde se divorcia En la década de los 70, Marguerite se aleja de la política para refugiarse en la literatura y su nombre empieza a ser cada vez más valorado a partir del guión que escribe para la película de Alain Resnais, “Hiroshima, mon amour”, e inicia las adaptaciones para teatro Su obra mantiene los temas de la familia, la madre, la frustración y la angustia del hombre actual; y su manera de escribir aguda y profunda fascina al público Ella inventó una manera de contar las cosas que ubica las sensaciones del cuerpo sobre todo lo demás En 1984, la Academia Goncourt de París decide otorgarle el premio máximo por su novela El Amante, que fue un best seller en Francia y el resto del mundo Marguerite trabajó mucho, la literatura fue su salvación y hasta el día de su muerte, el 3 de noviembre de 1996 siguió escribiendo Los últimos años los pasó acompañada por el joven autor Yann Andréa12/06/03

Comentarios