"Amigos y hermanos o jueces implacables"

sábado, 14 de junio de 2003
México, D F (apro)- El libro El Yunque, la ultraderecha en el poder, de Alvaro Delgado, reportero de la revista “Proceso”, da cuenta de la infiltración de grupos de extrema derecha en el gobierno de Vicente Fox Con autorización del autor y de la editorial Plaza y Janés adelantamos el primer capítulo, Amigos y hermanos, o jueces implacables, que comenzó a circular a partir del 9 de junio: Oscurecía cuando el volkswagen rojo se aproximó a la escuela, donde al conductor lo esperaba el grupo El joven --de 22 años de edad y de estatura mediana-- bajó del vehículo y se introdujo a un salón contiguo al habilitado como capilla, recinto de la ceremonia insólita Iluminada apenas por un par de velas, colocadas en una mesa cubierta con un mantel blanco --dispuestos sobre ella un crucifijo, una Biblia y un Rosario--, la habitación del aula escolar acogía a no más de ocho personas, la mayoría muchachos veinteañeros Corría el año de 1982, sacudido hacia el final por una decisión severa, la nacionalización de la banca por José López Portillo, “comunista” que se desenmascaraba La escuela “López Gomar”, de la ciudad de León, Guanajuato, estaba envuelta en silencio y penumbras El director del plantel, Tomás López Martínez, solía facilitarla para las tareas de la Organización a la que se había entregado y que al paso del tiempo le ha provisto de empleos en el gobierno y en el Partido Acción Nacional (PAN) La que estaba a punto de efectuarse era una más de las ceremonias secretas que, desde los sesenta, eran cotidianas en el Bajío y en todo el país De manera que, al igual que en las otras, se procedió a lo habitual Un hombre mayor, que presidía la reunión y que ostentaba un brazalete negro, dispuso los detalles: Los jóvenes colocaron, a los costados de la mesa, dos banderas: la nacional y otra de entorno rojo y fondo blanco, en cuyo centro --bordado en negro-- se dibujaba una “Y” griega mayúscula con una cruz atravesada Vestidos, todos, de camisa blanca y pantalón negro, portaban a su vez un brazalete de color rojo, de militantes, con el emblema que representa la Organización Todo listo, el adulto dio un grito que arrancó la ceremonia del Centro “Santo Tomás de Aquino” de la legión de Cristo Rey: --¡Dios, Patria, Organización! --a cuya exclamación siguió una repetición en coro El iniciado, que permanecía en la habitación contigua, escuchó el rezo de la oración de San Luis, rey de Francia: Señor, enséñame a ser generoso a servirte como lo mereces a dar sin medida a combatir sin miedo a que me hieran a trabajar sin descanso y a no buscar más recompensa que saber que hago tu santa voluntad Solemne la consulta al grupo, aprobados los requisitos de su ingreso, el “padrino” fue por el muchacho, quien entró a la habitación con paso marcial y, con la misma disciplina, saludó: En firmes, dio un golpe con el puño del brazo derecho en el pecho y después lo extendió, recto El adulto le explicó los fines de la Organización --“evitar que el marxismo diabólico se apodere de México”-- y el significado de los colores: Blanco, “por la pureza de los ideales”; negro, “por el luto de los mártires”, y rojo “por la sangre que estamos dispuestos a derramar” --¿Estás dispuesto a cumplir con los ideales de nuestra organización y aceptar sus principios de primordialidad, reserva y disciplina? --¡Sí, estoy dispuesto! --dijo el muchacho y enseguida se le hizo repetir ante el crucifijo y la Biblia: “Yo, en pleno uso de mis facultades y sin reservas mentales de ninguna especie, juro por mi Dios y por mi honor de caballero cristiano, servir leal y patrióticamente a las actividades y propósitos de esta Organización, dándole primordialidad sobre cualquier otra y mantener en reserva su existencia y sus fines, así como los nombres de sus integrantes” Luego, el sigilo permanente, llevándose marcialmente el puño al pecho y luego extendiendo el brazo, quien presidía pronunció en latín la frase de San Ignacio de Antioquía al ser llevado al martirio: --¡Estad firmus! --¡Ut inqus perscusa! –repitió el coro cuya frase completa en español significa: “Estar firmes en la adversidad”, como el yunque al ser golpeado --Si eres leal en los principios --le advirtió el adulto--, encontrarás en nosotros amigos y hermanos; si no, seremos jueces implacables Y volvió a estallar el coro: “¡Amigos y hermanos o jueces implacables! ¡Amigos y hermanos o jueces implacables! ¡Amigos y hermanos, o jueces implacables!” --¡Bienvenido, compañero militante! Se procedió, entonces, al festejo: Un brindis, con vino tinto, en honor de la lucha contra el comunismo y la Revolución diabólica: “¡Y por Hispanoamérica, nuestra querida patria!” Como epílogo del cónclave, sumado ya un nuevo miembro, los jóvenes se hermanaron en la oración atribuida a Ramón Plata Moreno, el cerebro que concibió la naturaleza y estructura de la Organización: Ante ti, María Reina, Madre de Dios y de la Iglesia, reiteramos nuestra posición intransigente frente al error y el pecado Y sabiéndote medianera de todas las gracias, imploramos intercedas ante Dios providente para que nos conceda la fortaleza y constancia necesarias como instrumentos de tu causa Virgen del Tepeyac, suple con tus virtudes nuestras flaquezas, Mantén firme nuestra vocación, protégenos en la lucha y guía nuestros pasos para la defensa de tu reinado en Hispanoamérica Pues esta es una empresa de santos y tu divino Hijo ha escogido pecadores Así sea Ramón Muñoz Gutiérrez, nativo de Lagos de Moreno, Jalisco, y avecindado en León, Guanajuato, había consumado su unión y fidelidad perpetua a la Organización Nacional del Yunque, la agrupación paramilitar de ultraderecha, hasta ahora secreta Para mantener el anonimato, desde entonces se llamaría Julio Vértiz, en honor de uno de los sacerdotes jesuitas que, de manera clandestina, combatieron, en los treinta, a la masonería y el marxismo mediante Las Legiones El adulto que había presidido la ceremonia que llegaba a su fin, Gerardo Mosqueda Martínez, vecino también de León, ordenó el retiro y la escuela quedó otra vez silenciosa y a oscuras Su seudónimo era Vekemans, como el sacerdote belga, también jesuita, que sacudió Europa en los sesenta en su lucha contra el comunismo Menos de dos décadas después, el nuevo miembro de la Organización --que en Lagos editaba los periódicos Encuentro y Luz y Sonido-- llegaría al poder nacional en un ascenso paulatino: jefe de la Oficina de Innovación Gubernamental de la Presidencia de la República y el personaje más influyente y cercano a Vicente Fox Y como Muñoz Gutiérrez, Mosqueda Martínez también saltó de Guanajuato al gobierno federal con Fox: coordinador general de Delegaciones Federales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), reducto de La Orquesta, como también le llaman sus miembros a la Organización Nacional del Yunque con el fin de mantener el sigilo que, por décadas, ha sido exitoso De menor jerarquía, pero con aspiraciones mayores, el director de la escuela, Tomás López Martínez, lleva el seudónimo de Luis Franco, conformado por el apellido del dictador español y el nombre de Carrero Blanco, líder de las Falanges Exdirigente municipal del PAN en León, es --desde diciembre del 2000-- director del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Guanajuato (Cecyteg), estado identificado desde los setenta por el gobierno federal y la Iglesia católica como uno de los enclaves de grupos subversivos de ultraderecha, particularmente La Organización Nacional del Yunque, heredera doctrinal de la subversión cristera de la década de los veinte16/06/03

Comentarios