Endurece la UE su postura contra Irán y Cuba

martes, 17 de junio de 2003
Los quince países que integran la Unión Europea (UE) endurecieron su postura contra Irán y Cuba Al primer país lo exhortaron a permitir revisiones rápidas para corroborar que suspendió sus prácticas nucleares y al segundo le respondió a las críticas que hizo Fidel Castro, presidente de La Habana, la semana pasada, a las sanciones diplomáticas impuestas por las naciones europeas Irán debería firmar un protocolo adicional del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares para permitir que le hagan revisiones “relámpago”, porque “omitió dar cuenta de sus actividades nucleares y no informó de algunos materiales” de los que dispone para este fin, sostuvo el director de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Mohamed el Baradei Durante la reunión del consejo consultivo de los 35 gobernadores del órgano ejecutivo de la autoridad de regulación y observación nuclear de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el titular de la AIEA hizo esa petición, que coincidió a la hecha por la UE en su reunión de Luxemburgo, en la que piden a Irán que aplique dicho protocolo adicional, de manera urgente La UE apoyó el uso de la fuerza contra países que tengan en su poder armas de destrucción masiva, aunque reconoció la elaboración de este tipo de armamento “para fines civiles” Resaltaron que las medidas coercitivas contra naciones que fabriquen armamento químico, biológico o nuclear deben estar en coordinación con lo establecido por la Carta de Naciones Unidas Por su parte, el vocero de la Organización de Energía Atómica de Irán, Seyed Jalil Mussavi, dijo que su país estudia la posibilidad de permitir inspecciones en su país, aunque anteriormente el vocero del canciller iraní, Hamid Reza, rechazó firmar cualquier tipo de protocolo en ese sentido Sobre Cuba, la UE manifestó su “seria preocupación por el deterioro de los derechos humanos” en la isla y calificaron de “inaceptable” la actitud de Castro sobre las medidas impuestas por los europeos contra la isla, que consisten en reducir las visitas diplomáticas a la isla, entre otras cosas; lo que fue aceptado con sorna por el presidente cubano 16/06/03

Comentarios