Solicita EU incremento de 300% para seguridad fronteriza con México

martes, 17 de junio de 2003
El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció que el gobierno del presidente George W Bush decidió aumentar en más de 300 por ciento para el 2004, el monto de asistencia a México para entrenamiento y compra de equipo de tareas de seguridad fronteriza El anuncio se hizo el mismo día en que el vocero de la Casa Blanca, Ari Fleischer, afirmó que al presidente Bush le “tocan el corazón” los asuntos relacionados con los inmigrantes "Estamos incrementando el apoyo en iniciativas que son exitosas", señaló Phillip Reeker, portavoz del Departamento de Estado El presupuesto para el entrenamiento y compra de equipo para tareas de aplicación de la ley en la frontera de México, creció en más de 300% para el año fiscal 2004 en relación con la asignación original de los últimos años Por ejemplo, en el 2001 y en el 2002 el presupuesto fue de 12 millones de dólares cada uno, aunque el año pasado se aprobó un presupuesto complementario de emergencia de 25 millones de dólares para reforzar la seguridad en la línea divisoria entre los dos países "Esto obviamente refleja el éxito de nuestra cooperación con México en asuntos antidrogas que claramente son de nuestro interés", abundó Reeker La petición presupuestal de la Casa Blanca al Congreso está contenida en la asignación de gastos al exterior, que aún se encuentra en trámite en el Capitolio Por otra parte, el senador por Texas, John Cornyn, presentó una iniciativa de un programa llamado “trabajadores huéspedes”, mediante el cual los indocumentados podrían cruzar la frontera para desempeñar de forma legal un trabajo en Estados Unidos hasta por tres años Cornyn calificó su propuesta como un programa "franco y efectivo que reconocerá el papel vital que desempeñan los trabajadores indocumentados en nuestra economía" "Debemos actualizar nuestro roto sistema de inmigración para colocarlo en el siglo XXI Debemos sacar de las sombras a nuestros trabajadores migratorios Debemos asegurar la seguridad de nuestras fronteras", enfatizó Cornyn, en un comunicado Según el plan, los trabajadores huéspedes recibirían los mismos derechos de los ciudadanos estadunidenses bajo las leyes del Departamento del Trabajo y recibirían los beneficios del Seguro Social y del programa de asistencia médica Medicare, pero también tendrían que pagar impuestos El programa estaría abierto a trabajadores huéspedes procedentes de varios países y no sólo de México, como se ha propuesto otras veces Además, la propuesta establece que los trabajadores temporales podrían permanecer en forma legal durante nueve meses en Estados Unidos y los no temporales durante todo el año, hasta tres años continuos Después de ese lapso comprendido en el programa, el trabajador podría solicitar su estatus de residente legal permanente en ese país La propuesta del congresista republicano se presenta en momentos en que, de acuerdo con analistas, Estados Unidos prácticamente ha archivado el tema del acuerdo migratorio, mientras el presidente mexicano Vicente Fox sigue afirmando que obtener un pacto de esta naturaleza con Washington es la prioridad en la agenda de su política exterior 17/06/03

Comentarios