Defiende Blair su alianza con EU para invadir Irak

miércoles, 18 de junio de 2003
*Y justifica el controvertido reacomodo de su gabinete Iniciadas las investigaciones del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes de Gran Bretaña, sobre los expedientes en que se basó el primer ministro Tony Blair para respaldar y justificar un ataque a Irak, el mandatario británico defendió su alianza con Estados Unidos y los controvertidos cambios realizados la semana pasada en su gabinete Sentado en el banquillo de los acusados por la Cámara de los Comunes, Blair protegió su actuación al insistir en que el régimen de Saddam Hussein era una amenaza para el mundo pues tenía en su poder armas de destrucción masiva, que no han podido ser encontradas "Hussein era una amenaza para su región y para el mundo Yo siempre puse en claro que la cuestión no era si estaba a punto de lanzar o no un ataque contra Irak La cuestión era si él representaba o no una amenaza para el mundo entero", trató de justificar Blair ante los parlamentarios La víspera, el ex canciller Robin Cook y la exministra de Desarrollo Industrial, Clare Short, testigos de las investigaciones, acusaron a Blair de manipular los expedientes sobre el programa armamentista iraquí Además de esta investigación, el Comité de Inteligencia y Seguridad del Parlamento indaga, por su parte, las acusaciones de que la oficina de Blair, denominada Downing Street, exageró y falsificó las pruebas para justificar la invasión de Irak En relación con las acusaciones de la oposición conservadora que inculpa a Blair de "deshacer la Constitución en cuestión de horas", debido al controvertido reacomodo que hizo en su gabinete, el primer ministro destacó que los cambios representan "actos esenciales de modernización constitucional", que, según él, serán buenos para el reino Esos cambios, encaminados a tratar de nulificar los efectos de una crisis al interior del gobierno británico, eliminan el cargo de presidente de la Cámara de los Lores, disminuye el papel de los secretarios para Gales y Escocia y crean un nuevo departamento de Asuntos Constitucionales Duncan Smith, líder de los conservadores, acusó a Blair de tratar la Constitución como su "juguete personal", pues consideró que fue la "reorganización más errónea, chapucera y dañina en tiempos modernos" Sin embargo, Blair señaló que era correcto suprimir el puesto de presidente de la Cámara de los Lores y poner fin a la "anómala" posición de que un ministro de gabinete sea quien nombre jueces 18/06/03

Comentarios