Confía Bush en plan fiscal para impulsar economía de EU

jueves, 19 de junio de 2003
En plena precampaña electoral para los próximos comicios presidenciales de Estados Unidos, y ante la incertidumbre económica por la que atraviesa su país, el presidente George W Bush manifestó su confianza en la recuperación de la economía mediante los recortes fiscales propuestos por él Como parte de su estrategia para tratar de evadir el fantasma de su padre George Bush, quien perdió su segunda campaña en 1992 tras la Guerra del Golfo Pérsico en 1991 –precisamente por la debacle de la economía norteamericana--, el mandatario estadunidense ha estructurado una serie de discursos encaminados a mostrar la seria preocupación de su gobierno por la situación económica de su país Así, en su reciente aparición en Fridley, Minnesota, un estado de gran importancia para las próximas elecciones, Bush hijo sacó una de sus perogrulladas: “cuanto más dinero tenga la gente en su bolsillo, más dinero va a gastar” Y es que los índices económicos y laborales no presentan un panorama favorable para los estadunidenses y ni siquiera se avizora prometedor para 2004, año de las elecciones Por ejemplo, el desempleo se ubica actualmente en 61 por ciento de la población activa, el nivel más alto en los últimos nueve años, a pesar de que este índice no incluye a los cientos de miles de personas que abandonaron la búsqueda en vista de las pocas posibilidades para encontrar una oportunidad laboral Por otro lado, el déficit fiscal del gobierno general podría superar los 400 mil millones de dólares, cifra récord, en tanto que el déficit de cuenta corriente alcanzó en el primer trimestre de 2003, los 136 mil 100 millones de pesos, cifra sin precedentes dada a conocer por el Departamento de Comercio de Estados Unidos En tanto, en un intento por reactivar el consumo y la inversión, la Reserva Federal estadunidense anunció que bajará una vez más los tipos de interés Ésta sería la doceava vez que se recurre a esta medida, lo que ha implicado que las tasas hayan disminuido de 64 a 125 por ciento A pesar de todos estos índices macroeconómicos desfavorables, el gobierno de Bush no ha ofrecido más opciones de reactivación económica que la de recortes fiscales y ha prometido que los estadunidenses “van a recibir un alivio fiscal significativo” Seguro de que si la población tiene más dinero, gastará más lo que, a su parecer, favorecerá la reactivación económica, Bush se reunió la víspera con un grupo de personas de clase humilde ante las cuales se comprometió a que los más recientes recortes fiscales comenzarán a beneficiarlas a fines de este mes Entre tanto, la oposición de Bush, el Partido Demócrata, ha comenzado a hacer uso de la inestabilidad económica como una eficaz arma electoral, que se suma a las diversas protestas contra el actual mandatario por el fracaso en la búsqueda de armas nucleares en Irak 19/06/03

Comentarios