Tribunales belgas acusan a los aliados por crímenes de guerra

jueves, 19 de junio de 2003
Los principales aliados en la ilegal guerra contra el régimen iraquí, George W Bush, de Estados Unidos y el primer ministro de Reino Unido, Anthony Blair, enfrentan acusaciones por crímenes de guerra en tribunales de Bélgica bajo la denominada Ley Genocidio Dicha Ley permite a los tribunales de esa nación europea –sede de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)-- juzgar a nacionales de terceros países acusados por crímenes de guerra o genocidio, sin importar el lugar donde fueron cometidos los delitos La legislación fue reformada recientemente para que el gobierno belga refiriera "casos embarazosos" a las autoridades judiciales del país del acusado y debido a la presión internacional, ya que otros personajes como el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, el exdictador chileno Augusto Pinochet y el presidente de Cuba, Fidel Castro Ruz, han sido acusados en Bélgica El régimen de Bruselas remitió las demandas a las autoridades judiciales de Estados Unidos y de Reino Unido El gobierno de Bélgica teme que Estados Unidos no esté totalmente consciente de los cambios que se han realizado en la denominada ley Genocidio, y por ello prepara una nueva legislación De acuerdo con información difundida por radiodifusoras de ese país, el primer ministro, Guy Verhoftadt, planea una nueva ley que garantizará a los oficiales de la OTAN y "a sus invitados" inmunidad de un proceso judicial en este país europeo ya que el secretario estadunidense de Defensa, Donald Rumsfeld, ha amenazado con sacar la sede del organismo de Bruselas si Bélgica aplica su denominada Ley Genocidio Ante esa posibilidad Verhoftadt propuso una nueva ley para garantizar a los miembros de la alianza atlántica y a otras organizaciones internacionales inmunidad para su personal 19/06/03

Comentarios