Acepta el gobierno de Bush lo inaceptable: Hussein está vivo

viernes, 20 de junio de 2003
Washington - A regañadientes, el gobierno de Estados Unidos aceptó una posibilidad inaceptable: que Saddam Hussein está vivo y se encuentra en Irak protegido por sus seguidores y por los miembros del sofisticado sistema de inteligencia "Comunicación interceptada (por la CIA) entre algunos de los que apoyan a Hussein, contiene discusiones creíbles que indican a su vez que está vivo el expresidente de Irak y que debe ser protegido", dijeron dos oficiales del Pentágono al diario The New York Times que publica en primera plana la noticia A más de dos meses de concluída la guerra unilateral de Estados Unidos contra Irak, el gobierno de Bush oficialmente aceptó el fracaso de sus dos intentos por eliminar al exlider iraquí La posibilidad de que Hussein esté con vida y bajo la protección de la agrupación paramilitar Fedayeen y de líderes del partido Baath, representa un duro golpe para el presidente Bush que además no ha podido justificar la guerra unilateral que lanzó sobre Irak, por la ausencia de las armas de destrucción masiva que, antes del conflicto, achacó al exgobierno de Irak Conscientes del efecto político que tuvo este conflicto entre el pueblo iraquí y el rechazo de los ciudadanos a la presencia de 150 mil soldados estadunidense en su territorio, The New York Times indicó que el Pentágono intensificó la búsqueda de Hussein y sus dos hijos, Uday y Qusay "La búsqueda esta liderada por la Fuerza de Tarea número 20, una organización militar secreta que incluye a miembros de la altamente especializada Fuerza Delta del Ejército, y escuadrones anti-terroristas de la Marina; con respaldo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA)", destacó el periódico Oficialmente, la Casa Blanca justificó el fracaso del Pentágono de eliminar a Hussein con el hecho de que la guerra contra Irak resultó en la disolución de su régimen En algún momento la Casa Blanca y el Pentágono vendieron la idea de que Hussein pudo haber muerto el 20 de marzo (cuando inicio la guerra) como consecuencia del bombardeo que lanzaron sobre un edificio en el que la CIA le aseguró a Bush "se encontraba Hussein y sus hijos en ese momento" Al no poder confirmar el resultado del ataque, el 7 de abril el Pentágono volvió a crear una cortina de humo sobre el destino del líder iraquí, al hablar de que pudo quedar aniquilado en el intenso y poderoso bombardeo que lanzó sobre una zona residencial en Bagdad La idea de que Hussein sigue con vida surgió primero del resultado de los interrogatorios a los que las autoridades estadunidenses están sometiendo a los exmiembros del régimen de Hussein que tiene bajo su custodia "También para contribuir a la creencia de que Hussein sigue con vida es el hecho de que las autoridades han fracasado en recuperar evidencia específica como su cuerpo o material de su DNA", apuntó el Times Una de las conclusiones a las que también llegó el gobierno de Bush es que es altamente posible que Uday, el hijo mayor de Hussein, sea la única víctima mortal del ataque del 20 de marzo, y por los relatos de miles de civiles iraquíes que aseguran haber visto a su exlíder en varios puntos del país Al gobierno de Bush, lo que más le preocupa es que los que cuidan y protegen a Hussein sigan con su campana de promover ataques contra las tropas invasoras bajo la promesa de que Saddam Hussein resurgirá más poderoso y con la capacidad de sacar al enemigo Ante la ausencia de evidencias para demostrar los contrario, quedó demostrado que Bush fracasó en sus principales objetivos de las dos guerras unilaterales que lanzó a poco menos de dos años que lleva al frente de la Presidencia de Estados Unidos: La de Afganistán, cuya consigna fue atrapar o matar a Osama bin-Laden, y en Irak, donde el objetivo era hacer lo mismo con Saddam Hussein 20/06/03

Comentarios