No hay respuesta para los pobres en el actual modelo económico: CNC

viernes, 20 de junio de 2003
México, D F (apro)- La Confederación Nacional Campesina denunció hoy que el modelo económico actual no tiene respuesta para los pobres, y menos cuando persisten una anarquía gubernamental en el campo mexicano En este sentido, clamó, el Estado mexicano debe cumplir su tarea social, conforme a lo establecido en nuestra Constitución Más aún, destacó que la deplorable realidad de la pobreza campesina, plantea la necesidad de la presencia del Estado, como promotor y apoyo del desarrollo económico del país "sin que tenga que sustituir la voluntad de los pueblos" En conferencia de prensa en el marco de la XX Asamblea General del Consejo Nacional Agropecuario, Heladio Ramírez López sostuvo que una política de Estado debe cruzar la temporalidad sexenal, con una visión de mediano y largo plazos, con una interrelación de las estructuras en que se sustenta la nación Así, construir compromisos, programas y metas que el campo requiere para su desarrollo integral El líder cenecista denunció que el gobierno del presidente Vicente Fox, aplica políticas simples de gobierno, que se circunscriben a las acciones y plazos constitucionales de su régimen; da continuidad a las inercias burocratizadas; sólo reacciona de manera confusa o tardíamente a las presiones sociales, con medidas de contención, lo cual ha ahondado la pobreza y crisis económica del campo, que se ha traducido en "anárquico el ejercicio de la gobernabilidad" El desarrollo sólo puede ser posible mediante la unión de dos fuerzas principales Por una parte, los campesinos y productores organizados y, por otra, el Estado comprometido con el desarrollo campesino, como lo ordena el artículo 27 Constitucional El dirigente campesino expresó que el modelo de desarrollo neoliberal, al presionar para privatizar o eliminar a las instituciones, en particular relacionadas con el campo, propicia la ausencia de la rectoría que la Constitución confiere al Estado "Esa es la magnitud de la soledad del campesino en la etapa de la competitividad nacional y del Estado famélico", resaltó Ramírez López expresó también que el campo, con potencialidades suficientes para evitar el éxodo de nuestro capital más preciado, el humano, por la ausencia de una política de Estado, se convierte en el gran problema para el desarrollo del país, con la desintegración de su tejido social y productivo “Para reconstruir al campo --continuó Heladio Ramírez López--, necesitamos, antes que nada, un cambio radical en el comportamiento del gobierno, pero también en las formas de organización que deben sustentarse en una nueva conciencia campesina Es preciso realizar una reforma estructural que dé respuesta a la inviabilidad del campo y a la urgencia de la competencia a que nos someten los acuerdos internacionales” 19/06/03

Comentarios