Sentencian a morir por inyección letal a mexicano que padece trastornos mentales

viernes, 20 de junio de 2003
Un mexicano indocumentado que padece de trastornos mentales fue condenado a muerte por la justicia de Estados Unidos, que lo encontró culpable de un doble homicidio cometido en 1997 De acuerdo con su abogado, Robert Storrs, cuando lo detuvieron le fueron violados sus derechos humanos al no dar parte al consulado mexicano como lo marca la Convención de Viena El litigante denunció que en menos de 48 horas y sin tomar en cuenta las atenuantes del caso, el juez Brian Hauser del Condado de Maricopa, dio su veredicto para condenar a muerte por medio de una inyección letal a Tonatiuh Aguilar de 23 años, originario de Ciudad Juárez, Chihuahua Hauser, magistrado de la Corte Superior de esa localidad del estado de Arizona, presidió el juicio contra el mexicano y dictaminó que sería condenado a la pena capital desechando la propuesta para que se conmutara la sentencia bajo la evidencia de que el inculpado sufre trastornos mentales y de que cuando cometió el delito era menor de edad “Estamos sorprendidos por el veredicto que atenta contra los derechos elementales que otorgan a todas las personas en Estados Unidos los preceptos constitucionales y vamos a apelar”, advirtió Robert Storrs, abogado del inmigrante mexicano Explicó que el caso sería analizado por la Suprema Corte de Justicia de Arizona, pero si no absuelve a Aguilar de la pena de muerte remitirán el caso a una corte federal de apelaciones Incluso, dijo, se podría recurrir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación “Esto puede llevar mucho tiempo, pero estamos convencidos de que el único veredicto justo es que Tony (apodo del defendido) no reciba la pena capital” “Ya sabíamos que iban a encontrarlo culpable”, reconoció María Saucedo, madre de Tonatiuh Aguilar, quien se dijo resignada al igual que su hijo a la sentencia Admitió que el veredicto sería en este sentido porque “no había ningún latino entre los miembros del jurado” En 1997, a la edad de 17 años Aguilar fue arrestado en Arizona, acusado de doble homicidio Las autoridades estadunidenses nunca le informaron que podía pedir asesoría legal a su país, violando así la Convención de Viena de Relaciones Consulares de 1963 En el 2001 Aguilar fue condenado a prisión vitalicia, pero la fiscalía pidió que se le condenara a la pena de muerte después de que se comprobó su trastorno mental padecido desde la infancia debido a golpes que recibió en la cabeza y de la meningitis aguda que lo aqueja A lo largo del juicio le han imputado al indocumentado mexicano más cargos por intentos de asesinato que han sido desechados por falta de pruebas Los abogados de Aguilar intentan demostrar que el inculpado no actuó con alevosía, ventaja ni crueldad extrema al cometer los asesinatos, como para ser condenado a pena de muerte 20/06/03

Comentarios