Carecen partidos de programa campesino, advierte Warman

martes, 24 de junio de 2003
México, D F (apro)- Arturo Warman, investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, dijo hoy que los partidos políticos “pretenden utilizar las movilizaciones campesinas en su beneficio electoral, a pesar de que carecen de programas nítidos y diferenciados para el desarrollo rural y la superación de la desigualdad” Durante la reunión mensual del Seminario Universitario de la Cuestión Social, Warman afirmó que “la segregación de este sector nos habla de una clientela política que no encuentra todavía una expresión propia que los represente, por lo que la concepción de la ‘nueva ruralidad’ no puede considerarse como problema de un solo sector; tenemos que verla necesariamente como un problema del total” Según el antropólogo, “la distancia entre los partidos políticos y el campo se ha incrementado a partir de la alternancia, porque se rompieron muchas de las vías de diálogo y concertación entre esos sectores “Por ello, se puede decir que el agro carece de una estructura política que no sólo refleje su tamaño y diversidad, sino la magnitud y urgencia de sus problemas”, añadió Warman dijo que “los problemas más importantes del campo no se expresan actualmente ni se debaten en la arena política nacional Es decir, este tema está ausente y no cuenta con espacio de discusión significativo en el país “Así, la democracia no ha avanzado entre los núcleos rurales, pues no se percibe la democratización de las instituciones locales que acompañe al proceso de ejercer libertades más amplias a nivel nacional”, indicó Explicó que, en el siglo XX, la participación del producto agropecuario y forestal en el PIB descendió de 35 por ciento, a principios de la centuria pasada, a 15 por ciento en 1970 y a 10 por ciento en 1980, para finalmente situarse actualmente en 5 por ciento Warman dijo que, desde la reforma en 1992, “la producción agropecuaria cambió su tendencia y creció al mismo ritmo de la población Sin embargo, este hecho habla de una mejoría insuficiente para revertir la dependencia alimentaria, corregir la extrema desigualdad en el campo mexicano o elevar el nivel de vida de los productores” Afirmó que “en el campo se concentran los mayores índices de pobreza, rezago y desigualdad”, y señaló que, de acuerdo con cifras del Programa de Educación, Salud y Alimentación (Progresa), en localidades rurales con menos de 2 mil 500 habitantes, “la proporción de pobres extremos es de 57 por ciento, mientras que en donde hay más de 2 mil 500 y menos de 15 mil personas esa cifra es de 25 por ciento “Esto significa que las tres cuartas partes de los hogares en pobreza extrema en México radican en localidades rurales y agrarias” El investigador universitario añadió que, en cifras de ese programa, “se destaca que la pobreza rural muestra claros patrones de concentración geográfica El 308 por ciento de los pobres en esta condición se concentran sólo tres entidades del país: Veracruz, Chiapas y Puebla “Si se agregan Guerrero y Oaxaca, la proporción sube a 467 por ciento, pero si se suman los estados de México, Michoacán, Hidalgo, San Luis Potosí y Guanajuato, la cifra de pobres extremos en el campo llega a 73 por ciento”, señaló 23/06/03

Comentarios