Confirma Ebrard: Orlando ayudará al GDF a combatir la inseguridad

martes, 24 de junio de 2003
* El cambio, viable si participa la ciudadanía, dice el exalcalde de Palermo México, D F- En breve se firmará un convenio de colaboración con el exalcalde de Palermo, Italia, Leoluca Orlando, para fomentar la cultura de la legalidad y el respeto, además de combatir la seguridad pública, confirmó el secretario de Seguridad Pública, Marcelo Ebrard Entre tanto, en entrevista radiofónica Orlando reveló que el objetivo de trabajar en este país es porque Palermo, Italia, es el ejemplo de que las cosas pueden cambiar en cuanto al sistema de procuración de justicia se refiere, siempre y cuando la sociedad colabore con las autoridades en el combate al crimen organizado Después de reunirse con el gabinete de Seguridad y Gobierno capitalino, Ebrard dijo en entrevista que formalmente el acuerdo se firmará entre la SSP capitalina y el Instituto de Relación Unitaria, dirigido por Orlando y confió en que no representará un gasto oneroso para la administración local Por su lado y en entrevista radiofónica, Orlando sostuvo que su propuesta se basa en hacer entender a la sociedad, a través de las escuelas, la iglesia, los medios de comunicación, etcétera, que “un corrupto no existe si no hay corruptor” Si Palermo “era la vergüenza del mundo, México puede cambiar” “Creo que el Distrito Federal esta viviendo un momento importante hay una gran criminalidad, ilegalidad, pero también una gran voluntad de enfrentar este problema, creo que eso si es una novedad positiva”, resaltó, tras manifestar el aprecio que siente por México, y señalar que su llegada al país es para contar su experiencia en el combate al crimen y enseñar a las autoridades cómo los sicilianos aprendieron de sus errores hasta erradicar la mafia que controlaba esa región italiana “Nosotros tenemos una gran experiencia cometimos muchos errores no queremos cometerlos y tampoco queremos que nuestros amigos mexicanos cometan los mismos errores”, añadió, tras poner como ejemplo que la situación en Palermo era más grave que la de México, pues antes se cometían 260 homicidios al año, cuando aquí se cometen 80 en el mismo período “Eso quiere decir que la situación de Palermo era mucho peor que la de hoy en el Distrito Federal”, recalcó Se congratuló que a la fecha se cometan sólo ocho homicidios al año que aunque es una número considerable, en comparación la cantidad no es muy alta, y lo mejor, abundó, es que ninguno de éstos crímenes estuvo relacionado con la mafia o el tráfico de droga: “son ocho homicidios, (para los) que voy a usar una palabra rara: normales” Resaltó que donde mejor se reflejó la lucha contra el crimen organizado fue en la economía, porque fue clasificada como Triple A por la Agencia Moody’s, que con esa calificación la comparaba con las de Estocolmo, o Estados Unidos, superando incluso a Chicago y Nueva York “Una expresión siciliana: quien nace redondo también puede morir cuadrado, y demostramos que cambiar es posible”, y los mexicanos pueden cambiar si piensan que es posible, afirmó Puso como ejemplo lo que llamó “La carreta de Palermo”, la cual tiene dos ruedas: una que representa la cultura y otra la ley Cuando sólo funciona la de la policía y la ley, la carreta da vueltas en circulo; cuando es viceversa, tampoco se resuelve el problema porque la carreta anda sin ruta fija Las dos ruedas deben funcionar al parejo para avanzar De acuerdo con Orlando, si la policía no comparte el compromiso de combatir junto con la sociedad el crimen organizado corre dos riesgos: “se le mata o se le corrompe” Por eso consideró importante realizar trabajo orgánico para enviar el mensaje del cambio porque “hay que partir del orgullo de la identidad” Así mismo, hizo un análisis sobre la forma de actuar de las mafias italiana, alemana, rusa, y china De la islámica sostuvo que el terrorismo hace lo mismo que las mafias, matan la cultura de un país porque lo usan para cometer asesinatos Citó a Adolfo Hitler, quien asesinó dos veces: “a una persona y a una cultura alemana” Leoluca Orlando fue alcalde de Palermo de 1985 a 1990, cuando el Consejo del ayuntamiento elegía a los corregidores En 1993 cambió la ley y los ciudadanos comenzaron a elegir a sus autoridades Ese año lo eligieron por voto popular y duró en el cargo hasta 1997 Lo reeligieron del 97 al 2001 “Después me tuve que parar porque por ley no se puede repetir el cargo por tercera ocasión Ahorita estoy descansando como alcalde” 24/06/03

Comentarios