Acusan a EU de incomunicar a presuntos miembros de Al Qaeda

sábado, 28 de junio de 2003
México, D F (apro)- Amnistía Internacional acusó hoy a Estados Unidos de realizar detenciones en régimen de incomunicación, aunado a malos tratos que despiertan preocupaciones jurídicas, contra presuntos miembros de Al Qaeda El organismo internacional citó los casos concretos de dos ciudadanos turcos, Ibrahim Habaci y Arif Ulusam, así como los del saudí Faha al Bahli, del sudanés Mahmud Sardar Issa y Khalifa Abdi Hassan, ciudadano keniano El 24 de junio, los cinco fueron sacados en secreto de Malawi y transferidos a la custodia de agentes del gobierno estadunidense Se desconoce dónde se encuentran recluidos No han tenido acceso a un abogado desde que fueron detenidos en Malawi el 22 de junio Su traslado fuera del país ha violado las leyes de esa nación y ha burlado las salvaguardias formales de derechos humanos Se informó que fueron detenidos en Blantyre, Malawi, como sospechosos de pertenecer a Al Qaeda Según la información recibida por Amnistía Internacional, las detenciones las llevaron a cabo miembros de la Oficina Nacional de Información de Malawi acompañados por agentes estadunidenses que, según los informes, eran miembros de la Agencia Central de Información (CIA) Inicialmente, los cinco hombres fueron recluidos en un lugar no desvelado de Malawi Según las leyes de este país, los sospechosos deben comparecer ante un tribunal en un plazo de 48 horas desde su detención o, de lo contrario, deben ser puestos en libertad bajo fianza Después de que los abogados defensores intervinieron en favor de los cinco hombres, el Tribunal Superior de Blantyre ordenó que los detenidos comparecieran ante él en un plazo de 48 horas Ese plazo expiró el 24 de junio a las 19:30, hora local, y para entonces los hombres no habían sido llevados ante el tribunal El mismo 24 de junio, antes de que expirara el plazo, los cinco hombres fueron sacados de Malawi en un avión fletado por Estados Unidos Actualmente se encuentran recluidos en un lugar desconocido, bajo custodia estadunidense para ser interrogados Amnistía Internacional destaca que desde los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos más de tres mil presuntos miembros o asociados de Al Qaeda han sido detenidos en más de 100 países, según el gobierno estadunidense Se desconoce cuántos permanecen bajo custodia, así como el paradero de todos ellos En la lista de detenidos que maneja Amnistía Internacional no se incluye el caso del “terrorista mexicano”, Francisco Daniel Enríquez Bravo, el único connacional detenido en el marco de las investigaciones que el FBI realizó como consecuencia de los ataques terroristas en Nueva York a las Torres Gemelas y en Washington al Pentágono el 11 de septiembre de 2001 Sin mediar explicación alguna para su detención y encarcelamiento, ni disculpa para su liberación, Enríquez Bravo fue deportado a México el 22 de enero de 2002 por la única falta que cometió: no tener documentos migratorios para ingresar a Estados Unidos Ahora se sabe que más de 650 ciudadanos extranjeros permanecen detenidos sin cargos ni juicio bajo custodia del Departamento de Estado estadunidense en la bahía de Guantánamo, en Cuba Recluidos en la base naval que Estados Unidos mantiene allí, no tienen acceso a tribunal alguno, a asistencia letrada o a sus familiares Muchos llevan recluidos en esas condiciones más de un año Aunque fueron puestos bajo custodia en el contexto del conflicto armado internacional de Afganistán, algunos fueron detenidos en otras circunstancias Entre ellos se encuentran, por ejemplo, seis ciudadanos argelinos aprehendidos ilegalmente por Estados Unidos en Bosnia y Herzegovina en enero del 2002 Estados Unidos planea juzgar a algunos de los detenidos ante comisiones militares ejecutivas, en procedimientos que violarían las normas internacionales de justicia procesal, por ejemplo al no proporcionar el derecho a apelar ante un tribunal de instancia superior Además, estas comisiones estarán facultadas para imponer condenas de muerte Otros detenidos permanecen en la base aérea estadunidense de Bagram, en Afganistán Desde allí se han recibido informes de tortura y malos tratos a manos de los miembros de la CIA encargados de los interrogatorios Se dice que se han utilizado técnicas de “presión y coacción” contra los detenidos sometidos a interrogatorio; entre otras cosas, los han obligado a permanecer largo rato de pie o de rodillas, o en posturas dolorosas o molestas, los han encapuchado o les han vendado los ojos, les han impedido dormir y los han mantenido bajo una fuerte iluminación las 24 horas del día A otros los han mantenido en régimen de incomunicación en otros lugares no desvelados fuera de Estados Unidos También se ha denunciado que algunos detenidos han sido llevados por Estados Unidos a terceros países, como Marruecos, Jordania y Egipto El gobierno estadounidense ha asegurado que “si la guerra contra el terrorismo internacional exige trasladar a combatientes enemigos detenidos a otros países para que allí sean custodiados en nuestro nombre, las instrucciones del gobierno estadounidense son pedir y obtener garantías adecuadas de que esos combatientes enemigos no serán torturados” El artículo 3 de la Convención contra la Tortura prohibe el traslado de cualquier persona a otro Estado en el que “haya razones fundadas para creer que estaría en peligro de ser sometida a tortura” La práctica de la detención en régimen de incomunicación ha sido condenada reiteradamente por los órganos de derechos humanos por considerar que facilita unas condiciones en las que se pueden infligir tortura y otros abusos 27/06/03

Comentarios