Prisión incondicional a Cavallo, en España

lunes, 30 de junio de 2003
El juez español Baltazar Garzón ordenó la prisión “incondicional y comunicada” del exrepresor argentino Ricardo Miguel Cavallo, a unas horas de que llegó a España extraditado desde México, para responder ante las autoridades de ese país por los delitos de genocidio y terrorismo cometidos entre 1976 y 1983 en Argentina La decisión anterior, dijo el juez, se debe a que los delitos cometidos por el también controvertido exdirector del malogrado Registro Nacional de Vehículos (Renave) de México, “atentan a la propia esencia del ser humano y no sólo afectan a las víctimas, sino a la propia comunidad internacional” A Cavallo se le acusa de la desaparición de alrededor de 227 personas; 110 secuestros y actos de tortura y el arresto ilegal de 16 mujeres a quienes además separó de sus hijos recién nacidos y los vendió De acuerdo con Garzón existen elementos suficientes para declarar prisión incondicional contra el acusado e iniciar un proceso penal oral en su contra Por eso, puntualizó, “procede decretar la prisión incondicional y comunicada de Ricardo Miguel Caballo, alias “Sérpico”, “Marcelo” y/o “Miguel Angel”, al concurrir todos y cada uno de los requisitos legales y constitucionales que se exigen para acordarla” Uno de los argumentos del magistrado español—que pretendió, sin éxito, enjuiciar al exdictador chileno Augusto Pinochet-- para pedir que Cavallo permanezca en prisión es que en caso de enfrentar el juicio en libertad se corre el riesgo de que huya a Argentina, donde se protegería con las leyes de Obediencia Debida y Punto Final El juez español integró el delito de tortura al proceso penal que inició en contra del exmilitar, a pesar de que la extradición no contempla ese delito debido a que la justicia mexicana lo consideró prescrito “Parece claro que las torturas en esta causa suponen un gravísimo peligro para la vida y en todos ellos perturbaron gravísimamente la salud, ya que los autores, entre ellos el procesado, lesionaron, mataron o procesaron la desaparición de las personas sometidas a custodia”, explicó Al ser interrogado, Cavallo se negó a responder palabra alguna a las acusaciones vertidas en su contra Sostuvo que hacer lo anterior era algo que su condición de militar no le permitía, a menos que fuera ante las autoridades correspondientes de su país de origen 29/06/03

Comentarios